Los sonidos del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Aguas abajo

El sonido de los parques nacionales. Ordesa y Monte Perdido

El ciclo estacional de fríos, hielos, nieves y tormentas gobierna la actividad natural en los Pirineos. En consecuencia, el sonido de la alta montaña es el de sus aguas. Desde el silencio blanco del invierno, cuando éstas se encuentran retenidas en forma de nieve, hasta el estruendo del deshielo, formado por la suma de mil cascadas que desbordan los ríos. De los aguaceros de verano y su anticipo en forma de tormentas, al vacío otoñal, cuando los cursos de agua bajan exhaustos tras el estiaje.

Este trabajo es una secuencia estacional de algunas de los momentos más significativos del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Comienza a principios de la primavera, en plena tormenta a 2.500 metros de altitud, y finaliza en otoño, tras pasar por varios tipos de bosques, ríos, cortados y praderas. Los momentos del alba y del crepúsculo, la mañana y la noche cerrada, están también representados. Y todos ellos, sin excepción, con el sonido del agua que escurre valle abajo como telón de fondo.

Carlos de Hita

Cortes sonoros

Ficha técnica

Los sonidos del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Ficha técnica
No existen resultados con los criterios de búsqueda