Vidrio

    ¿Cómo se separa en origen y se recoge?

    En los diferentes ámbitos donde se genera este tipo de residuos se debe realizar su separación en origen teniendo en cuenta:

    Vidrio

    1. Vidrio envase no reutilizable.

    Se destina a los sistemas de recogida que habilitan los municipios o bien a los circuitos de recogida habilitados directamente por el SIG, aceptando los materiales solicitados que se listan en el apartado de características del flujo residual y según las condiciones del convenio que cada CCAA o entidad haya firmado con Ecovidrio. Sistemas de responsabilidad ampliada del productor >Envases de Vidrio.

     

    Vidrio
    • Contenedores o buzones vía pública (se identifican por su color verde o por algún distintivo con este color, pueden ser de distinta tipología: superficie, soterrados o sistemas neumáticos).
    • Recogidas puerta a puerta domiciliarias.
    • Puntos limpios.
    • Recogidas comerciales puerta a puerta, esencialmente para establecimientos HORECA (algunas actividades económicas disponen de gestores homologados propios que realizan el servicio de recogida). Suelen realizarse con receptáculo, en muchos casos contenedores de dos ruedas.
    • Recogidas puerta a puerta para la administración pública y equipamientos.

    Ver apartado Sistemas de recogida

    El vidrio aportado a los sistemas debe ir sin bolsa y es recomendable eliminar los tapones, corchos y chapas para facilitar su reciclaje. Según la modalidad de servicio y su configuración cada municipio realizará la recogida con una determinada frecuencia: las frecuencias más habituales en zonas urbanas con contenedores en superficie suelen ser de 1 vez por semana a cada 15 días, y los sistemas puerta a puerta acostumbran a prestar un solo día de recogida. Para la recogida del vidrio se utilizan normalmente los camiones de caja abierta no compactadores con grúa pluma, para contenedores tipo iglú de plástico o metálicos.

    Vidrio

    2. Vidrio envase reutilizable.

    Los consumidores a la hora de la compra del producto con envase reutilizable pagan un depósito por dicho recipiente. Cuando han consumido el producto, si entregan el envase vacío a un punto de venta autorizado o en las instalaciones o máquinas de retorno habilitadas para recuperar estos envases, se les devuelve íntegramente el depósito pagado. Si el consumidor no quiere devolver el envase, la cantidad recaudada queda en el circuito y ayuda a financiar el sistema. El operador del sistema se encarga de gestionar la logística de los envases: recogida, transporte, lavado y acondicionado y reintroducción al ciclo productivo. Además, se encarga de la correcta gestión de los materiales (se destina a reciclaje una vez hayan cumplido todos los ciclos útiles) y control el flujo económico entre los diferentes agentes que intervienen (productores de bebidas y comercios distribuidores).

    3. Vidrio no envase.

    Estos elementos se pueden destinar al punto limpio, o bien, si son grandes cantidades, directamente a gestores recuperadores de vidrio, y en última instancia depositar junto con la fracción resto. Si están mezclados con otros residuos de la construcción y demolición se gestionarán a través de los gestores de tierras y escombros

No existen resultados con los criterios de búsqueda