Vivero Escuela Río Guadarrama: entorno

    Cultivos en el Vivero Escuela Río Guadarrama

    Situado junto al río Guadarrama, a una cota de 550 metros sobre el nivel del mar, se asienta en un medio físico homogéneo, sin grandes desniveles, representado en su litología por arenas arcósicas provenientes de los abanicos aluviales del Sistema Central, en las que tiene su origen el topónimo árabe "Oued al Rambla", río de las arenas, que ha dado nombre a este curso fluvial.

    La climatología se inscribe dentro de un régimen mediterráneo con rasgos continentales, presentando una fuerte amplitud térmica superior a los 50°C, con máximas absolutas de 43°C y mínimas absolutas por debajo de 10°C bajo cero. Las precipitaciones no son elevadas, alcanzando a duras penas los 500 mm anuales que se registran sobre todo en primavera y otoño.

    La vegetación potencial está representada por el encinar carpetano mesomediterráneo, si bien en la actualidad el ecosistema está afectado en gran medida por la acción humana, encontrando no obstante aún manchas importantes de encinar más o menos conservadas al norte y al sur de la finca, rodeadas por zonas donde imperan ya claramente las etapas de regresión.


    En gran medida,  el paisaje en el que se inscribe la finca está dominado por la vegetación riparia, constituida por los sotos, una unidad ecológica de gran valor ambiental, no ligada específicamente al clima sino a las distintas condiciones locales de humedad, y relacionadas con la naturaleza del sustrato. En los sotos podemos encontrar formaciones como las saucedas, fresnedas, olmedas o choperas, acompañadas, en mayor o menor profusión, en relación con la actividad humana, de especies como arraclanes, sambucos, rosales, zarzales, majuelos, endrinos, madreselvas, aladiernos, serbales, etc.

Accesos Directos

Actuaciones OAPN - FEDER
Programa de conservación del lince ibérico
No existen resultados con los criterios de búsqueda