Archipiélago de Cabrera: Itinerario "La Miranda"

Na Foradada desde Na Pobra. J.C.Molina, J.L.Perea

Recorrido: En el primer tramo sigue el mismo camino que el itinerario del Monumento a los Franceses. Un poco antes de llegar al Celler, el camino se desvía hacia la izquierda, pasando por delante de las casas de Can Feliu y cerca del pequeño huerto de Cabrera, y subiendo hasta un punto en donde hay un cruce de caminos. La Miranda es la colina que queda a la izquierda. La pista finaliza en una explanada desde la que se ve el puerto. Desde aquí hay un pequeño sendero que lleva a la cima de la Miranda. La vuelta al puerto se realiza por el mismo camino.

Duración: Dos horas.

Geología: La pista que sube a la Miranda discurre por un promontorio calcáreo de la era secundaria. Se trata de las rocas más antiguas que afloran en Cabrera y forman la base de su relieve. Se formaron en un ambiente de plataforma marina por sedimentación de organismos con esqueletos o conchas calcáreas. Los materiales así formados se curvaron posteriormente durante el Plegamiento Alpino.

Flora: Uno de los aspectos destacables del itinerario es el paisaje que puede contemplarse desde la cima de la Miranda. Se divisa toda la zona norte de la isla, cubierta por una importante masa de pinar. El sotobosque de este pinar está formado por un matorral de romero y brezo.

Fauna: Para este itinerario sirve todo lo dicho en el itinerario del Monumento a los Franceses. Desde la cima no resulta extraño ver al águila pescadora (Pandion haliaetus), algún cernícalo o a los halcones de Eleonora (Falco eleonora), y en primavera y otoño el paso de rapaces migratorias.

Historia: El edificio de Can Feliu fue construido a finales del siglo pasado dentro del proyecto de repoblación de Cabrera que se denominó Villacristina. La fuente está en el interior de una galería. El pequeño huerto con bancales de mampostería (piedra seca) tiene una extensión proporcional al escaso caudal de la fuente. Desde la cima de la Miranda se ve la zona de es Clot d'es Guix, donde se supone que habitaron los monjes a los que se refiere la carta del papa Gregorio Magno.

Observaciones: sólo se autoriza a hacer el itinerario acompañados por un guía, debiendo dirigirse para ello a la oficina de información del puerto.

No existen resultados con los criterios de búsqueda