Monfragüe: Riberas

Los ecosistemas acuáticos en Monfragüe se pueden clasificar en: riberas, charcas y embalses.

Las riberas constituyen el ecosistema acuático natural, formado por bosque en galería a lo largo de los arroyos que permanecen sin embalsar.

El estrato arbóreo está compuesto fundamentalmente por alisos (Alnus glutinosa), sauces (Salix sps.) y fresnos (Fraxinus angustifolia) que protegen las orillas de la erosión.

En los arroyos intermitentes, donde ha desaparecido la vegetación arbórea, aparecen unos arbustos espinosos llamados tamujas (Fluggea tinctorea)

Tanto las charcas como los embalses son ecosistemas surgidos a través de la transformación humana: Las charcas son lugares en la dehesa donde el hombre acumula el agua de escorrentía para dar de beber al ganado; los embalses son los dos grandes ríos, el Tajo y el Tiétar, que a su paso por Monfragüe tienen sus aguas represadas habiendo inundado el ecosistema de ribera original.

En el medio acuático las especies más interesantes son la nutria (Lutra lutra), único mamífero acuático en Monfragüe, y la cigüeña negra (Ciconia nigra) que se alimenta en las aguas someras. Entre las aves también encontramos al martín pescador (Alcedo athis), a las garzas reales (Ardea cinerea) o imperiales (Ardea purpurea) y en invierno a numerosas anátidas.

Entre la gran variedad de anfibios destaca la ranita meridional (Hyla meridionalis) y los tritones (Triturus boscai) Es abundante el galápago leproso (Mauremys leprosa) y podemos encontrar –aunque muy escaso- al europeo (Emys orbicularis) aunque éste solamente en los ecosistemas de ribera.

No existen resultados con los criterios de búsqueda