Sierra de Guadarrama: Fauna de los robledales

Siete Picos [A.Moreno / Fototeca CENEAM]

    En los robledales serranos encontraremos la mayoría de las aves forestales ya citadas para el pinar: carboneros, herrerillos, mitos, reyezuelos listados, pinzones, trepadores azules y agateadores.

    En la primavera se alcanzan en el melojar elevadas densidades de aves. En esta época llegan algunas especies nuevas, destacando el mosquitero papialbo (Phylloscopus Bonelli), cuyo monótono canto se escucha por todas las matas desde finales de abril y el papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca).

    Quizá el invertebrado más llamativo del robledal sea el ciervo volante (Lucanus cervus), un magnífico escarabajo, cuya denominación hace referencia a las grandes mandíbulas de los machos, parecidas a las astas de un ciervo. Éstos pueden llegar a medir 80 mm, constituyendo la especie de mayor tamaño de Europa. A la caída de la tarde, en verano, puede sorprenderse a estos insectos sobrevolando el robledal. El ciervo volante realiza sus puestas en los tocones de robles en descomposición, durando el desarrollo de las larvas entre 3 y cinco años. Los adultos emergen en otoño, pero hibernan reapareciendo en junio del año siguiente.

No existen resultados con los criterios de búsqueda