Pilas y acumuladores

    ¿Por qué se deben gestionar adecuadamente?

    La prevención de la producción de residuos de pilas y acumuladores es prioritaria, pero una vez generados, la recogida separada tiene como objetivo posibilitar el reciclaje de calidad de los materiales que los conforman y tratar las sustancias peligrosas que contienen, hecho que comporta un ahorro de energía, emisiones y materias primas, consiguiendo los siguientes beneficios:

    Pilas y Acumuladores
    • Cierre del ciclo de los residuos de pilas y acumuladores con su reciclaje y posterior utilización para producir nuevos productos, en substitución de las materias primas.
    • Las pilas y acumuladores contienen distintos metales pesados en diferentes concentraciones, como el mercurio, el cadmio o el plomo, que son potencialmente peligrosos para la salud y el medio ambiente (la mayoría de los metales pesados son bioacumulativos y pasan de un organismo a otro a través de la cadena alimentaria). Si las pilas se depositan en el medio de forma incontrolada, el agua de lluvia puede arrastrar los metales hacia el agua subterránea, los ríos y el mar y los seres vivos se pueden ver afectados.
    • Reducción de las cantidades de materiales aportadas a depósitos controlados y, por tanto, de las necesidades de espacio en vertederos.
    • Aumento de la sensibilización ciudadana en relación a la gestión de los residuos y a la protección del medio ambiente. Impacto positivo limitado sobre el empleo con la creación de nuevos puestos de trabajo en el sector de la recogida y reciclaje.

    Objetivos de gestión de la normativa y los documentos técnicos:

    Objetivos de la Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008 sobre los residuos:

    • Antes de 2020, deberá aumentarse como mínimo hasta un 50 % global de su peso la preparación para la reutilización y el reciclado de residuos de materiales tales como, al menos, el papel, los metales, el plástico y el vidrio de los residuos domésticos y posiblemente de otros orígenes en la medida en que estos flujos de residuos sean similares a los residuos domésticos.

    Objetivos de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados:

    • Antes de 2020, la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado para las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables deberá alcanzar, en conjunto, como mínimo el 50% en peso.

    Objetivos del Real Decreto 106/2008, de 1 de febrero, sobre pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos:

    1. Prohibición de comercialización de pilas que contengan metales pesados
      • 0,0005% mercurio (botones 2%)
      • 0,002% cadmio (exc.: Iluminación de emergencia, equipos médicos, herramienta eléctrica)
    2. Objetivos mínimos de recogida de residuos de pilas y acumuladores portátiles en el conjunto del territorio nacional:
      • 25% diciembre 2011
      • 45% diciembre 2015
    3. Objetivos de reciclado de las pilas recogidas:
      • 65% en peso de las pilas acumuladores de plomo-ácido
      • 75% en peso de las pilas y acumuladores de níquel-cadmio
      • 50% en peso del resto de pilas

    Objetivos del Plan Nacional Integrado de Residuos para el período 2008-2015 (PNIR):

    • Aumentar las tasas de reciclado de los diferentes materiales presentes en los residuos urbanos de origen domiciliario.

    Recomendaciones de la Estrategia Temática sobre el Uso Sostenible de Recursos Naturales:

    • Cierre del ciclo de materiales, usando eficientemente los recursos existentes y cumpliendo con la necesidad de parar la degradación de nuestros sistemas ecológicos por sobreexplotación, volviendo al funcionamiento cíclico que enseña la naturaleza.

    Para más información ver apartado Normativa y planificación

No existen resultados con los criterios de búsqueda