Envases ligeros

    ¿Cómo se pueden prevenir?

    El uso de envases reutilizables ha experimentado un progresivo descenso en las últimas décadas, sustituyéndose por los envases y embalajes desechables o de un solo uso, los cuales han sufrido un fuerte incremento debido a un cambio de los hábitos de consumo condicionado por la oferta de productos del mercado y el márqueting asociado.

    Este cambio ha comportado un incremento de la cantidad y tipo de residuos de envases y embalajes, puesto que son bienes fabricados con varios tipos materiales y con una corta vida útil. Generalmente están asociados a estrategias de marketing por las cuales se ofrecen, cada vez más, productos con más cantidad y variedad de materiales, llegando en algunos productos a un sobre-uso del embalaje y envase donde, en muchos casos, se pierde el objetivo de contenedor o protector del producto para el cual tendrían que haber sido diseñados.

    Por ello, las actuaciones que se pueden llevar a cabo en materia de prevención son:

    • Fomento de la oferta y demanda de productos con menos envase, con envases reutilizables o a granel en las actividades económicas:
      • Productos a granel (alimentación, limpieza, higiene, etc.).
      • Productos en envases de gran capacidad y concentrados.
      • Productos que no contengan envases superfluos y/o individuales, tipo bandejas de porexpan, cajas de cartón que cubran envases resistentes, etc.
      • Productos en envases  reutilizables. 
    Envases ligeros
    • Fomento de la substitución de la bolsa de plástico de un solo uso (tipo camiseta-con asas especialmente y las empleadas para depositar y pesar frutas, verduras, pescado, carne, etc.) por elementos reutilizables.

    Estos elementos pueden ser: capazos, cestas o carros para la compra, bolsas de compra reutilizables, cajas reutilizables (de cartón, de plástico plegables).

    • Sustitución de otros embalajes añadidos en los comercios por: bolsas de pan de ropa, hueveras y fiambreras reutilizables, bolsas reutilizables para los congelados.
    • Reducción del consumo de agua embotellada a partir del fomento de uso de agua del grifo.
    • Fomento del uso de utensilios reutilizables en los almuerzos escolares, como pueden ser la fiambrera y los envoltorios de bocadillos reutilizables, y también productos menos generadores de envases en los servicios de comedor y catering.
    • Promoción de la introducción de criterios de prevención en las máquinas expendedoras o de vénding de bebidas y alimentos. A partir de los siguientes mecanismos:
      • Introducción de productos con menos envase o envase retornable.
      • Disponibilidad de la opción “sin vaso” en el caso de las máquinas de café.
      • Fomento de la aportación por parte de los usuarios de recipientes reutilizables para líquidos (vasos y cantimploras u otros elementos reutilizables y propios).
    • Promoción del uso de envases reutilizables en fiestas y eventos.

    Para fomentar la prevención y promover la reutilización, la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, establece que se podrán adoptar medidas destinadas a facilitar el establecimiento de sistemas de depósito, devolución y retorno cuando así se haya establecido mediante desarrollo reglamentario y, evaluando previamente su la viabilidad técnica y económica y el conjunto de impactos ambientales, sociales y sobre la salud humana de estos sistemas para los siguientes tipos de envases:

    a) Envases industriales, 

    b) Envases colectivos y de transporte,

    c) Envases y residuos de envases de vidrio, plástico y metal,

    d) Otros productos reutilizables.

No existen resultados con los criterios de búsqueda