Camino escolar

    El Proyecto Camino Escolar persigue que los niños y niñas puedan ir solos al cole como no hace tanto tiempo hacíamos los adultos. Con ello se pretende fomentar su autonomía, responsabilidad y su crecimiento personal, así como la movilidad sostenible.

    Esta iniciativa promueve la participación conjunta de escolares, familias, personal del Centro y vecin@s del barrio para, entre tod@s, mejorar nuestro entorno más cercano y recuperar los espacios públicos.

    En Zaragoza el proyecto está coordinado y dirigido por las Áreas de Cultura, Educación y Medio Ambiente (a través de la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad) y Servicios Públicos y Movilidad (a través del Servicio de Movilidad). El trabajo se desarrolla con la asistencia técnica de Asociación Agora y Eco-Lane.

    Objetivos del proyecto:

    • Fomentar la autonomía y la seguridad de los niños, otorgándoles su sitio en la ciudad.
    • Fomentar la educación en valores y medio ambiente. 
    • Favorecer la realización de actividad física cotidiana, con los beneficios sobre la salud que ésta lleva asociados.
    • Fomentar la participación de la infancia en la toma de decisiones cotidianas, tanto individual como colectivamente.
    • Hacer una ciudad más segura y acogedora.
    • Recuperar el uso y disfrute de los espacios públicos.
    • Promover la movilidad sostenible.
    • Aumentar la seguridad en el entorno de la escuela y en las vías de acceso, extendiendo estos beneficios a toda la ciudadanía (personas mayores, personas con discapacidad...).
    • Mejorar el medio ambiente urbano y la calidad del aire.
    • Disminuir los niveles de ruido y las emisiones de CO2.
    • Participar y colaborar en el diseño de pequeños espacios que mejoran la calidad de vida de la ciudad (microurbanismo de barrio).

    Funcionamiento del camino escolar

    Las características de cada centro escolar son únicas variando de unos a otros desde el radio de afluencia del alumnado, el entorno urbano, las condiciones de las vías de acceso, etc. Estas variables se estudian con detenimiento a la hora de diseñar los caminos escolares.

    En función de la distancia entre la casa y la escuela se proponen los modos de transporte más idóneos para recorrer dichos caminos (pie, bicicleta, transporte público o coche compartido) y se ponen en funcionamiento las rutas.

    El funcionamiento de cada camino escolar es sencillo. Cada una de las rutas seleccionadas se organiza teniendo en cuenta lo siguiente:

    • A lo largo de cada uno de los caminos se establecen una serie de paradas, indicando su localización y horario de salida hacia el colegio.
    • Para cada parada se asignan tanto los niños y niñas que acuden, como los adultos, que pueden hacer las funciones de “adulto marquesina” o “adulto conductor”.
    • El "Marquesina" se encargara de permanecer en la parada correspondiente, controlando que acudan todos los niños y niñas que estén apuntados y esperando en el caso de que haya rezagados.
    • El "Conductor" acompaña al grupo de niños durante el trayecto, recogiendo a los niños de cada parada, hasta la puerta del centro escolar

    Información

    Acceso a la página web del programa

No existen resultados con los criterios de búsqueda