El Tren de la Naturaleza

    Programa desarrollado por la Comunidad de Madrid, en colaboración con RENFE-Cercanías Madrid, que utiliza como recurso el ferrocarril

     

    El ferrocarril eléctrico del Guadarrama fue inaugurado en 1923 por el Rey Alfonso XIII, con el objetivo de que los madrileños pudieran acceder a la Sierra y disfrutar de su entorno. En 1991 la Comunidad de Madrid puso en marcha “El Tren de la Naturaleza”, programa educativo que, empleando un medio de transporte colectivo como es el tren, permite a sus participantes llegar al Parque Natural de la Cumbre, Circo y Laguna de Peñalara, al mismo tiempo que se divulgaban los valores y recursos ambientales de la zona.

    El programa educativo, destinado a escolares y público general, se elabora y lleva a cabo por el equipo educativo del Centro de educación ambiental Valle de la Fuenfría de la Comunidad de Madrid.

    • La campaña para los colegios se desarrolla durante los meses de mayo, junio, septiembre y octubre.
    • El resto del público, los jueves y viernes no festivos de los meses de julio y agosto.

    Desarrollo de la actividad

    La actividad se desarrolla en tres etapas, durante las cuales los participantes conocen las claves para aprender a identificar las especies de flora y fauna, así como los paisajes, de esta zona de gran valor natural y cultural.

    Se inicia en la estación de ferrocarril de Cercedilla dónde se accede a un antiguo vagón del tren eléctrico habilitado especialmente como sala de proyecciones, que se encuentra situado en una vía muerta. En él, los participantes pueden visionar un audiovisual sobre la Sierra de Guadarrama. Posteriormente, durante un trayecto de cuarenta minutos, se efectúa el recorrido en el tren de vía estrecha que cubre el trayecto Cercedilla-Navacerrada-Los Cotos disfrutando tanto del paisaje como de las explicaciones del equipo educativo del Centro de educación ambiental Valle de la Fuenfría. Después se lleva a cabo un itinerario guiado a pie desde la estación de Los Cotos por el Parque Natural de Peñalara, en un entorno de gran belleza y valor ambiental y cultural; regresando en el mismo tren a la estación de Cercedilla a primeras horas de la tarde.

    Durante el recorrido, los participantes puede reconocer paisajes de gran valor y significación; o descubrir algunas especies de fauna o flora, representativas de la zona. Pero también durante el trayecto se aprovecha para llamar la atención sobre algunas de las amenazas principales para la conservación de este entorno (contaminación acústica, vertido de basuras, erosión, recolección indiscriminada, entre otras) y la forma de evitarlos.

    Información y reservas

    Comunidad de Madrid

No existen resultados con los criterios de búsqueda