PIMA Cambio Climático

Charca para anfibios

Objetivo y plazos

El objetivo del PIMA Cambio Climático es fomentar y apoyar la adaptación al cambio climático en el espacio urbano y periurbano, potenciando las sinergias entre las estrategias de adaptación y mitigación en la lucha frente al cambio climático. La percepción de las ayudas PIMA Cambio Climático será compatible con otras fuentes de cofinanciación, subvenciones o ayudas procedentes de cualesquiera Administraciones públicas o entes públicos o privados, nacionales o de organismos internacionales.

Las Comunidades Autónomas repartirán los fondos asignados en Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, a través de convocatorias que deberán resolverse antes del 1 de abril de 2022.  Las actuaciones objeto de este PIMA deberán desarrollarse en el plazo de 48 meses contados a partir del día siguiente de la fecha del acuerdo de Consejo de Ministros por el que se prueba el reparto de Conferencia Sectorial ( 27 de octubre de 2020).

Beneficiarios

El desarrollo de los proyectos del PIMA Cambio Climático se ubicará en las entidades locales y municipios con un tamaño inferior a 100.000 habitantes. Los beneficiarios podrán ser las entidades locales, los municipios, entidades que agrupen municipios y las diputaciones. 

En el caso de actuaciones para diseño e implantación de Zonas de Bajas Emisiones, el Plan se dirige a municipios entre 50.000 y 100.000 habitantes.

Proyectos elegibles

El Plan PIMA Cambio Climático se dirige a la realización de actuaciones piloto de carácter innovador y redacción de proyectos e informes técnicos, en las siguientes materias:


- Integración del cambio climático e infraestructura verde en la planificación y gestión urbanística e intervenciones en el espacio urbano ( análisis de escenarios de cambio climático utilizando las proyecciones regionalizadas para España ,mapas de clima urbano, que analicen la capacidad de absorción y de cesión de calor por parte de los materiales urbanos y mapas de ventilación urbana ).


- Adaptación de edificios públicos para prevenir el exceso de calor y mejorar la eficiencia energética. Se priorizarán las intervenciones de prevención del calor de carácter pasivo (como sistemas de sombreado y cubiertas verdes) y las realizadas sobre los equipamientos utilizados por los grupos más vulnerables al calor: centros educativos, residencias de ancianos, centros de salud, centros de día para personas mayores, etc. También podrá incluirse la climatización de edificios públicos en base a refrigerantes naturales o bien HFOs con PCA inferior a 150.


- Apertura de “refugios climáticos”, equipamientos que mantienen temperaturas apropiadas, abiertos al uso público en periodos de calor excesivo.


- Aplicación de soluciones basadas en la naturaleza orientadas a la prevención de riesgos asociados al cambio climático en espacios urbanos y periurbanos: riesgos por altas temperaturas, riesgo de incendios en el espacio urbano-forestal, inundaciones, fenómenos costeros, sequías, etc.


- Intervenciones en espacios públicos orientadas a atenuar el efecto isla de calor urbana (sombreado natural o artificial de calles y plazas, reducción de la impermeabilidad del suelo, captación de aguas pluviales, creación de microclimas con láminas de agua, aplicación de soluciones bioclimáticas, etc.)


- Incremento de la biodiversidad urbana y mejora de los hábitats para la vida silvestre: aumento de zonas verdes urbanas y mejora de hábitats, jardines verticales, tejados verdes, restauración o rehabilitación de zonas húmedas, hábitats para polinizadores incluyendo refugios para las especies nidificantes y presencia de vegetación adecuada en parques, jardines y alcorques, priorización de la conservación de hábitats existentes frente a la creación de nuevas zonas, instalación de comederos y cajas nido.


- Mejora de la infraestructura urbana verde y azul, caracterizada por su multifuncionalidad: restauración de tramos urbanos de ríos, zonas inundables para hacer frente a las avenidas extremas, mejora de la conectividad natural entre el medio urbano y periurbano, sistemas de drenaje urbano sostenible, etc.


- Diseño e implantación de Zonas de Bajas Emisiones; ámbito delimitado por una Administración pública, en ejercicio de sus competencias, dentro de su territorio, de carácter continuo, y en el que se aplican restricciones de acceso, circulación y estacionamiento de vehículos para mejorar la calidad del aire y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero.


- Proyectos a escala de barrio que incidan sobre el metabolismo urbano, más resiliente y más cercano a los procesos naturales, aprovechando el espacio público, espacios urbanos infrautilizados y equipamientos en desuso para integrar componentes de adaptación y mitigación del cambio climático.

 

Seguimiento y justificación

Las Comunidades Autónomas deberán informar a la OECC de las convocatorias que realicen en el desarrollo de este Plan. Para ello, cada vez que se resuelva una convocatoria, deberán enviar a la OECC, en el plazo de un mes contado a partir de la fecha de la resolución de la respectiva convocatoria, un informe que contenga al menos la siguiente información:
- Bases de la convocatoria.
- Proyectos presentados.
- Criterios para la selección de los proyectos.
- Relación de proyectos seleccionados, su cuantía, descripción de las actuaciones y plazo estimado de ejecución de cada proyecto.


Con el fin de comprobar el gasto realizado y la adecuación de las actuaciones a los objetivos de lucha contra el cambio climático, será necesaria la presentación de un informe justificativo final sobre las actuaciones concretas financiadas a través del PIMA Cambio Climático. Este informe de justificación final contendrá al menos la siguiente información:

- Tipología/s de actuación: Ejecución de proyectos piloto de carácter innovador, redacción de proyectos o elaboración de informes técnicos.
- Definición de las actuaciones objeto de financiación, recogidas en el apartado 3 de este documento.
- Cuantía de la subvención recibida y otras posibles fuentes de financiación.
- Inversiones realizadas con sus correspondiente justificación.
- Instrumentos normativos y de planificación (Estrategia Urbana de Desarrollo Sostenible, Plan local de adaptación al cambio climático, Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible, Plan de reducción del Registro de huella de carbono municipal, Plan de acción de la Agenda Urbana Española…) donde se enmarca la actuación.
- Localización, identificación y descripción de las actuaciones, incluyendo fotografías antes, durante y después de la actuación si procede.
- Información cuantitativa y cualitativa de cómo las actuaciones contribuyen a los objetivos del PIMA Cambio climático en materia de adaptación y mitigación del cambio climático en el ámbito urbano y periurbano, mediante indicadores de lucha contra el cambio climático, así como en indicadores de actividad económica generada y empleo.
No existen resultados con los criterios de búsqueda