Reservas Hidrológicas

En la sociedad actual se ha incrementado sensiblemente la preocupación por los problemas relativos a la conservación de nuestro patrimonio natural y de nuestra biodiversidad. La globalización de los problemas ambientales y la creciente percepción de los efectos del cambio climático; el progresivo agotamiento de algunos recursos naturales; la desaparición, en ocasiones irreversible, de gran cantidad de especies de la flora y la fauna silvestres, y la degradación de espacios naturales de interés, se han convertido en motivo de seria preocupación para los ciudadanos, que reivindican su derecho a un medio ambiente de calidad que asegure su salud y su bienestar.

Esta sensibilización ambiental y el compromiso de los poderes públicos en la preservación del recurso hídrico y la morfología fluvial de nuestro país se ha materializado incluyendo en el marco jurídico español a través del artículo 25 de la Ley 10/2001 de 5 de julio del Plan Hidrológico Nacional, a las Reservas Hidrológicas, que constituyen los ríos, tramos de río, lagos, acuíferos, masas de agua o partes de masas de agua, declarados como tales dadas sus especiales características o su importancia hidrológica para su conservación en estado natural.

La protección del dominio público hidráulico a través de estas reservas implica la necesidad de realizar estudios de detalle para evaluar los posibles efectos de los usos del agua y del espacio fluvial sobre la reserva, e incluso la posibilidad de prohibir las autorizaciones o concesiones solicitadas sobre el bien reservado en determinados casos.

No existen resultados con los criterios de búsqueda