Conduciendo

imagen

In this page:

Los vehículos a motor (automóviles, motos, furgonetas) generan gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático. A continuación se exponen una serie de recomendaciones que disminuirán la emisión de gases de efecto invernadero en la conducción de vehículos.

  1. En la compra (o incluso alquiler) de vehículos
  2. En la conducción y uso del vehículo particular
  3. El mantenimiento
  4. Los neumáticos
  5. Repostando
  6. Transporte público

    En la compra (o incluso alquiler) de vehículos

    En la compra de vehículos (coches, furgonetas, motos) es recomendable elegir aquellos modelos que presenten una menor emisión de gases de efecto invernadero existiendo a disposición del público una base de datos con los consumos y emisiones de los modelos de vehículos en venta.
    Otra alternativa es la adquisición de vehículos híbridos, de vehículos eléctricos o de vehículos que utilizan biocombustibles.
    Igualmente útiles son las ayudas públicas a la adquisición de este tipo de vehículos mediante el Plan MOVELE 2014.
    Finalmente, para la adquisición de determinados vehículos de transporte y de bicicletas eléctricas, existen igualmente ayudas públicas englobadas  en el Plan PIMA.

    En la conducción y uso del vehículo particular

    Una  conducción eficiente disminuye la emisión de gases de efecto invernadero.
    Igualmente, el uso correcto del vehículo es clave para aumentar la eficiencia en la utilización del combustible.
    Existe a disposición del público un módulo de aprendizaje virtual sobre cómo ahorrar energía en la conducción del vehículo particular.

    El mantenimiento

    El mantenimiento de los automóviles es igualmente un factor crucial a la hora de lograr una mayor eficiencia en la utilización de combustible y, por tanto, en la emisión de gases de efecto invernadero.

    Los neumáticos

    Una adecuada elección de los neumáticos a instalar en el vehículo puede suponer un ahorro significativo en el consumo de combustible, y por tanto, una reducción de la emisión de los gases de efecto invernadero.
    A tal efecto, existe legislación comunitaria que obliga a los fabricantes de neumáticos a ofrecer información en las etiquetas de los neumáticos sobre este particular.

    Repostando

    A la hora de repostar, la elección de un biocombustible (bioetanol o biodiesel) reduce las emisiones de gases de efecto invernadero. Existe a su disposición un mapa con en el que se pueden encontrar, referenciadas geográficamente, todas las gasolineras de  España, incluyendo aquellas que sirven biodiesel o bioetanol.

    Transporte público

    Finalmente, la utilización de transporte público, como alternativa al transporte en vehículo privado, es un método eficaz para reducir, de manera global, el consumo de combustible y, por tanto, disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.

No existen resultados con los criterios de búsqueda