Prevención de la contaminación por vertidos

    Plan de choque tolerancia cero de vertidos

    La aplicación del enfoque combinado a la gestión de vertidos en España supuso la revisión de todas las autorizaciones de vertido otorgadas hasta ese momento, lo que implicó un enorme incremento del volumen de trabajo en cada uno de los Organismos de cuenca. Es por ello por lo que desde el Ministerio se creó el «Plan de choque tolerancia cero de vertidos».

    La tarea principal del Plan de Choque, por tanto, se centró en la revisión de las autorizaciones de vertido para su adaptación a la normativa vigente. Con este objetivo se estableció una estrategia orientada a conseguir un efecto beneficioso y rápido sobre el medio receptor; para ello las autorizaciones fueron agrupadas en función de su tipo, asignando un orden de prioridades en base a la peligrosidad y su volumen asociado. De esta manera, se concluyó que los primeros vertidos sobre los que había que actuar eran:

    • Vertidos urbanos de más de 10.000 h.e.
    •  Vertidos industriales de clase 1, 2 ó 3 con sustancias peligrosas
    • Vertidos de aguas de refrigeración 
    • Vertidos de piscifactorías

    Una vez finalizadas las actuaciones sobre los vertidos con mayor afección para el medio receptor, se decidió proseguir con el mismo, revisando las autorizaciones que quedaban pendientes de adaptar en el siguiente orden de prioridad establecido en la estrategia. Durante los siguientes años el Ministerio ha apostado por seguir dando continuidad al Plan hasta conseguir alcanzar las obligaciones establecidas en Reglamento del Dominio Público Hidráulico, sustituyendo completamente el antiguo enfoque.

     A continuación se muestra el número de autorizaciones adaptadas como resultado de esta plan:

    imagen

Reservas Naturales Fluviales

Gestión de los riesgos de inundación

Accesos directos

No existen resultados con los criterios de búsqueda