Envases ligeros

    ¿Cómo se separan en origen y se recogen?

    En los diferentes ámbitos donde se genera este tipo de residuos se debe realizar su separación en origen teniendo en cuenta:

    1. Los residuos de envases ligeros, se destinan a los sistemas de recogida que habilitan los municipios, aceptando los materiales solicitados que se listan en el apartado de características del flujo residual y según las condiciones del convenio que cada CCAA o entidad haya firmado con Ecoembes. Ver apartado Sistemas de responsabilidad ampliada del productor >Envases ligeros y papel-cartón

    Envases ligeros
    • Contenedores o buzones vía pública (se identifican por su color amarillo o por algún distintivo con este color, pueden ser de distinta tipología: superficie, soterrados o sistemas neumáticos).
    • Recogidas puerta a puerta domiciliarias.
    • Puntos limpios.
    • Recogidas comerciales o industriales puerta a puerta (algunas actividades económicas disponen de gestores homologados propios que realizan el servicio de recogida). Suelen realizarse con receptáculo, en muchos casos contenedores de dos ruedas.
    • Recogidas administración pública y equipamientos puerta a puerta.

     

    Ver apartado Sistemas de recogida

    La entrega de los envases ligeros compactados facilita el proceso de recogida separada de envases, ya que ocupan menos espacio en el contendor y permite la recogida de una mayor cantidad con la consiguiente mejora de la eficiencia de la recogida. Los envases previamente limpios y aclarados sin producto en su interior facilitan y mejoran las condiciones de almacenaje en el hogar, además de beneficiar el proceso de selección y la calidad de los materiales recuperados.

    Envases ligeros

    Según la modalidad de servicio y su configuración cada municipio realizará la recogida con una determinada frecuencia, teniendo en cuenta que la de los envases suele ser más elevada que la del papel y el vidrio debido a su gran volumen. Las frecuencias normales en zonas urbanas con contenedores en superficie suelen ser de 2 a 3 veces por semana y en los sistemas puerta a puerta se acostumbran a prestar 2 días de recogida.

    Para la recogida de envases se suelen utilizar camiones con grúa pluma para contenedores tipo iglú de plástico o metálicos y para otros modelos de contenedores de ruedas, camiones carga posterior o lateral. Suelen ser vehículos recolectores compactadores ya que los envases ligeros pueden someterse a un proceso de compactación de intensidad limitada (máximo 4:1 con relación al volumen o hasta una densidad máxima de 120 kg/m3), que hace la recogida más eficiente y a la vez permite su adecuada separación en las líneas de selección una vez en planta.

    El resto de residuos de productos de plástico y metales que no entran dentro del grupo de los envases ligeros deben tener una gestión independiente a partir de otras vías como son la aportación a un punto limpio o en la fracción resto según su tipología.

No existen resultados con los criterios de búsqueda