Medicamentos

    ¿Cuál es su ciclo de gestión?

    ¿Cómo se pueden prevenir?

    La producción de residuos de medicamentos ha ido aumentando de forma progresiva como indican los datos de SIGRE, por ello estos productos se deben consumir de forma responsable especialmente por motivos de salud pero también para evitar su mal uso y despilfarro. Se recomienda moderar el consumo de medicamentos y evitar la automedicación, utilizar exclusivamente los que nos haya prescrito el médico, revisar las dosis restantes en el botiquín antes de comprar nuevos productos y almacenarlos de manera adecuada según las indicaciones de cada producto.

    ¿Cómo se separan en origen y se recogen?

    Los residuos de medicamentos disponen de un sistema de recogida separada específica, mediante unos contenedores habilitados (denominados Puntos SIGRE) que se encuentran en las farmacias adheridas a la recogida establecida. El SIGRE es el encargado de la implantación y desarrollo de la recogida y gestión de los medicamentos en las farmacias y de asumir todos los costes derivados de su funcionamiento.

    Todos los restos de medicamentos caducados o no utilizados y sus envases deben llevarse al Punto SIGRE. Estos deben ir acompañados de los envases que han estado en contacto con el medicamento (frascos, blísters, tubos, aerosoles, ampollas, etc.), aunque estén vacíos, ya que también deben ser tratados de forma específica. Además, para poder identificar los distintos tipos de medicamentos y darles un correcto tratamiento, deben aportarse al Punto SIGRE dentro de su caja de cartón y con su prospecto.

    Estos residuos no se deben nunca depositar con el resto de fracciones de recogida separada (papel, vidrio o envases) o con la fracción Resto, ni deben ser aportados a los Puntos Limpios.

    Se recomienda hacer revisiones periódicas del botiquín (como mínimo dos veces al año), para separar los medicamentos que ya hayan caducado, que estén acabados o que no se utilicen.

    La recogida actual de medicamentos es un sistema de logística inversa que aprovecha el mismo canal de distribución que utilizan las farmacias pero en sentido inverso: el consumidor lleva los envases y restos de medicamentos a la farmacia, donde se acumulan y almacenan temporalmente, hasta que son recogidos y transportados a los gestores.

    Medicamentos

    ¿Cómo se tratan?

    Los residuos de medicamentos se recogen de los Puntos SIGRE y son transportados a la Planta de Tratamiento de Envases y Residuos de Medicamentos de SIGRE, ubicada en la localidad vallisoletana de Tudela de Duero, que es la única instalación específica existente en España para el tratamiento medioambiental de este tipo de residuos.

    En la Planta de Tratamiento de Envases y Residuos de Medicamentos de Tudela de Duero, el gestor de la instalación lleva a cabo un proceso de triaje de los residuos entrados a planta, con el fin de obtener las distintas fracciones que los componen y proporcionar a cada una de ellas el tratamiento más adecuado.

    Los materiales reciclables de los envases son entregados por el gestor a entidades recicladoras especializadas, mientras que los restos de medicamentos y los envases que no pueden ser reciclados son enviados a gestores autorizados para su valorización energética o eliminación controlada, en función de su catalogación, como residuos peligrosos o no peligrosos en la Lista Europea de Residuos.

    ¿Qué aplicaciones tienen los materiales reciclados?

    Los materiales de los envases (cartón, plástico, metales,...) recuperados en la selección, una vez reciclados, pueden ser aprovechados nuevamente como materia prima para producir, por ejemplo, nuevos envases u otros productos.

No existen resultados con los criterios de búsqueda