Fundación + árboles

Fundación + árboles

Carácter: Fundación

Ámbito de trabajo: Nacional e internacional

Líneas de trabajo:

  • Impulso de proyectos medioambientales en torno al árbol
  • Campañas de concienciación
  • Auditoría de emisiones
  • Formación y educación ambiental, talleres de permacultura, forestería análoga y nendo dango
  • Proyectos especiales: El Camino de las Ardillas, Cortafuegos verdes, creación de fuentes permanentes, arboretos, etc.

 

Dirección:

C/ Jardines 6, 2º - 02450 Riópar (Albacete)

www.masarboles.org

http://www.elcaminodelasardillas.es/

 

La Fundación + árboles tiene como objetivo impulsar una nueva cultura del árbol que contribuya a un cambio de actitud en la relación con nuestro entorno. Consciente de que plantar y mantener árboles constituye, junto a la reducción de CO2, uno de los pilares básicos para contrarrestar las consecuencias del calentamiento global, la Fundación + árboles concreta sus acciones en promover, apoyar, asesorar, gestionar y financiar iniciativas serias y viables en todos los ámbitos de actuación posibles que resulten en la plantación y mantenimiento de árboles.

Las actuaciones que impulsa la Fundación + árboles se enmarcan en diversos proyectos de plantación de árboles y de sensibilización ambiental.

La plantación de árboles constituye el principal objeto fundacional que se implementa en la campaña “100 millones de árboles en la Península Ibérica”. Para desarrollar acciones de plantación, la fundación establece contacto con diferentes agentes y articula su colaboración e implicación en la plantación de árboles. Dichos agentes, Administraciones públicas, sociedad civil y la iniciativa privada, desarrollan un papel primordial con el que contribuir a la mejora ambiental.

Para impulsar la toma de conciencia personal y social en temas de responsabilidad ecológica, Fundación + árboles organiza diferentes programas de formación en torno a la nueva cultura del árbol, el cambio climático, la permacultura, el Nendo Dango y el Keyline a través de cursos, seminarios, jornadas y encuentros.

La Fundación + árboles se compromete a funcionar como una organización ética y eficiente que optimice sus recursos en la consecución de sus fines, dotándose para ello de mecanismos de control internos y externos y de un código de conducta.

La Fundación + árboles fue constituida en abril de 2007, creada de la mano de la empresa Maderas Nobles de la Sierra del Segura S.A. dedicada a la arboricultura sostenible para la producción de maderas de calidad y a la conservación y restauración del medio ambiente, para encauzar y desarrollar a través de ella su acción social y ampliar el número de beneficiarios de sus actividades.

Las primeras iniciativas con las que la fundación se presentó fueron el Primer Encuentro Internacional Amigos de los Árboles, celebrado con gran éxito en Barcelona en junio de 2007, con la presencia de Al Gore, Vandana Shiva y Cristian Narbona, y la campaña “Cien millones de árboles en la Península Ibérica” que impulsa crear una barrera verde para detener la desertificación de nuestras tierras.

El empeño de la Fundación + árboles en desarrollar proyectos de reforestación, así como divulgar la importancia de los árboles y los bosques se ha materializado con múltiples actividades llevadas a cabo durante estos años. Buena muestra de ello ha sido el Segundo Encuentro celebrado en Cáceres los días 4, 5 y 6 de junio de 2010 con la presencia de Robert F. Kennedy Jr. y Daryl Hannah.

En los últimos años ha impulsado proyectos como "El Camino de las Ardillas" y Arboretum Marbella y continúa desarrollando nuevos proyectos, como los Cortafuegos Verdes.

 

MANIFIESTO POR LA NUEVA CULTURA DEL ÁRBOL

Desde los tiempos más remotos, la relación entre el ser humano y la naturaleza en nuestro Planeta fue de colaboración y armonía, de equilibrio entre el uso de los recursos y su conservación. Durante los dos últimos siglos se creyó, no obstante, que el importantísimo desarrollo que nos llevó a alcanzar la luna, volar en veloces aviones, explosionar bombas atómicas, construir bárbaramente, alterar ecosistemas terrestres y marinos, extraer minerales y talar árboles sin mesura, respondía a una relación de poder antropocéntrico sobre los recursos de la Tierra, sin límites, sin control, sin evaluaciones y, sobre todo, sin conciencia de que esas actividades acabarían acarreándonos graves consecuencias.

Ahora, sin embargo, ya sabemos que por aquellas acciones y por aquellos logros, se alteró gravemente ese equilibrio. Empezó el deterioro de las aguas de los ríos y mares, a secarse las fuentes, a envenenarse el aire, a desaparecer enormes masas boscosas. Todo esto perturba el equilibrio natural de Gaia, y el efecto se multiplica por ciertas actividades humanas contaminantes y desestabilizadoras, ocasionando lo que hemos convenido en llamar cambio climático.

La Fundación + árboles surge en este contexto y ante esta preocupación concreta, desde la que hemos asistido a la deforestación de prácticamente la mitad de todos los espacios arbóreos del Planeta en los últimos ochenta años, con el consiguiente avance de los desiertos. Junto a ello, el desconocimiento o negación de los valores, servicios y usos ambientales del árbol y del bosque, nos ha llevado a una situación sin precedentes con tasas elevadas de desaparición de nuestros árboles y bosques esquilmados, tales que la comunidad científica avisa de que de las ciento diez mil especies conocidas –unas dieciocho mil en la Península Ibérica–, la mitad corren serio peligro de extinción. Esta pérdida de biodiversidad conllevaría un enorme coste económico directo, aumentado indirectamente por numerosos desequilibrios ecológicos casi irreversibles. Hoy ya sabemos, de forma empírica, la relación incontestable del árbol con la transmisión de la vida y su profundo vínculo con el agua, el territorio y la sociedad.

Hoy conocemos con categórica certeza que los árboles son productores de riqueza medioambiental y económica, y consecuentemente nuestra línea de conducta, incluso en tiempos de crisis, es apelar y buscar soluciones alternativas y ofrecer las mejores posibilidades de recuperación ante el problema. También es perfilar adecuadamente la mejor elección e introducirla en los debates sociales y políticos para interesar e informar a la sociedad. La sociedad es cada vez más consciente de los peligros y oportunidades. Hemos de escoger para estar a la altura. La historia nos reclama y nuestra propia responsabilidad social nos lo exige.

Actuamos desde el convencimiento de que la difusión de los problemas –de la mano de los valores ofrecidos con alternativas precisas– y otras soluciones posibles abundará en la cultura, la palabra, el pensamiento y la acción directa. Con nuestra invitación alcanzaremos un cambio significativo en la sociedad, que se incorporará suficientemente a estas propuestas. Nos ayudará a compartir una nueva cultura del árbol, en defensa de la vida. La cultura, la palabra, deben acompañarnos en este viaje de retorno al respeto a la naturaleza, en este legítimo afán de reemplazar el enfrentamiento con la naturaleza por la cooperación, hasta volver a ser parte de ella y convivir sosteniblemente. Es ahí donde una nueva cultura del árbol ha de actuar como generatriz de nuestra propuesta.

La Fundación + árboles apuesta por sentar las bases formativas y educativas de esa nueva cultura del árbol, desde una educación local, comarcal, nacional e internacional. Su fundamento es una voluntad democrática de gran compromiso social, fomentando el entendimiento y progreso de los pueblos, la cultura, la ciencia, las artes, la investigación, la permacultura y la agricultura natural, biodinámica y biológica.

Desde Fundación + árboles proponemos:

  • Una perspectiva transversal para la sociedad, con proyectos y actuaciones concretas de plantaciones de árboles, su cuidado y vigilancia, y preservación de los bosques existentes. Inducir, convocar y celebrar encuentros locales, comarcales, nacionales e internacionales para abrir debates y buscar socios a nuestros fines.
  • Potenciar el diálogo y las perspectivas transdisciplinar entre empresa y trabajadores, Administraciones, ONGs, universidades, intelectuales y artistas. Crear redes de formación y comunicación. Fomentar la reflexión y acción directa e inmediata. Impulsar con actuaciones y programas específicos la Educación para la Sostenibilidad y, como parte prioritaria de la misma, una Nueva Cultura del Árbol que asumirá sus propuestas con una visión holística, inclusiva y respetuosa de las múltiples dimensiones éticas, medioambientales, sociales, económicas, políticas y emocionales integradas en los ecosistemas arbóreos.
  • Federarnos en proyectos donde la selvicultura sea ecológica, donde se aplique la permacultura, la agricultura natural y se abogue por preservar la biodiversidad y lo autóctono. Definir e insertar la nueva cultura del árbol en un movimiento social de rebeldía y acción concreta ante las situaciones de crisis: la movilización por el árbol a favor de un mejor clima y por una economía real, sólida y reciclable.
  • Plantar 100 millones de árboles como barrera verde contra el cambio climático en la Península Ibérica. Desde la acción local, promover que el Mediterráneo vuelva a ser un faro de la cultura mundial en los mejores valores de progreso.
No existen resultados con los criterios de búsqueda