Políticas y medidas para reducir la contaminación atmosférica

Con la finalidad de proteger la salud y el medio ambiente, se han adoptado varias iniciativas a nivel internacional, europeo y nacional, a las que se puede acceder a través de los vínculos que se proporcionan al final de esta página.

La principal iniciativa que se recoge, tanto en el apartado nacional como en el europeo, es la elaboración de un Programa Nacional de Control de la Contaminación. El I Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica (PNCCA), aprobado en Consejo de Ministros el 27 de septiembre de 2019, con el fin de dar cumplimiento a los compromisos adquiridos de reducción de contaminantes atmosféricos establecidos por la Directiva 2284/2016. Este programa permitirá reducir de manera significativa los niveles de contaminación de compuestos y sustancias nocivas para la salud y para el medio ambiente. La Directiva marca un objetivo final de reducción de emisiones por contaminante para cada Estado Miembro con horizonte a 2030. La elaboración del Programa se ha realizado en consonancia, no solo con las políticas nacionales de calidad del aire, sino también con las políticas energéticas definidas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 con el fin de conseguir la convergencia entre las medidas para lograr la descarbonización con aquellas que persiguen mejorar la calidad del aire. A través del siguiente vínculo puede acceder al resumen ejecutivo del documento. Resumen del I PNCCA.

En este primer Programa se recogen un total de 50 medidas individuales englobadas en ocho paquetes de medidas sectoriales (mix energético, transporte, eficiencia energética en la industria manufacturera y en el sector residencial, comercial e institucional, residuos, agricultura, quema de restos agrícolas y ganadería) a través de los cuales se impulsarán, entre otras, la utilización de tecnologías renovables, el uso eficiente de la energía, la movilidad sostenible, la reducción de depósito en vertedero, la fertilización eficiente y la mejora de la gestión de deyecciones ganaderas. Estas medidas permitirán alcanzar en 2020 los objetivos de reducción de todos los contaminantes y, para el año 2030, permitirán cumplir los objetivos de cuatro de los cinco contaminantes cubiertos por la Directiva (SO2, NOx, NH3 y PM2,5), con reducciones del 92% para el dióxido de azufre, 66% para los óxidos de nitrógeno, 21% para el amoníaco y 50% para las partículas finas.  Además, se incluyen 5 paquetes de medidas objetivo que contienen un total de 7 medidas adicionales para mejorar la situación de aquellos contaminantes con riesgo de incumplimiento en el futuro. En este apartado, se pone especial atención a la reducción de emisiones de COVNM, al ser el único contaminante que no alcanzaría el objetivo establecido en 2030, y de partículas finas (PM2,5).

A continuación se puede acceder al detalle de iniciativas a nivel internacional, europeo y nacional en relación con las políticas y medidas para reducir la contaminación atmosférica.

No existen resultados con los criterios de búsqueda