Sistema de Recogida

    Tipos de sistemas de recogida

    Puntos limpios

    Los Puntos Limpios (en algunas zonas llamados Ecocentros, Ecoparques, Puntos Verdes, etc.) son centros de aportación y almacenamiento, selectivos, principalmente de residuos de competencia municipal que no son objeto de recogida domiciliaria y tienen el objetivo de facilitar la gestión correcta de las fracciones no ordinarias. Estas instalaciones son principalmente para uso de particulares y pequeños comercios (incluso de pequeños industriales y servicios municipales) de acuerdo con las especificaciones de las correspondientes ordenanzas municipales.

    Las fracciones que se suelen aceptar en las instalaciones son las siguientes:

    Residuos reciclables: plástico no envase, chatarra, metales férricos y no férricos, cables eléctricos, vidrio plano, restos de poda y jardinería, madera, escombros, aceites de cocina, neumáticos, cápsulas de café monodosis (plástico y aluminio), etc.  Adicionalmente, también se suelen aceptar residuos de envases de vidrio, residuos de papel-cartón y residuos de envases ligeros.

    Residuos reutilizables o susceptibles de preparación para la reutilización: botellas de cava/champán, ropa, calzado, trastos viejos y muebles, electrodomésticos grandes, aparatos eléctricos y electrónicos, cartuchos de tinta, tóners, etc.

    Residuos peligrosos: aceites de motor, aerosoles y espiáis, disolventes, pinturas y barnices, baterías de coche, radiografías, pilas, fluorescentes y bombillas, neveras con CFC, etc.

    Sistema de Recogida

    Puntos limpios fijos:

    Son instalaciones fijas y de gran tamaño, aunque pueden tener diferente dimensiones, y suelen estar ubicadas en zonas no centrales de los municipios de manera que en la mayoría de casos las aportaciones deben realizarse en vehículo privado.

     

    Sistema de Recogida

    Minipuntos limpios o Puntos limpios de barrio:

    Son instalaciones fijas de menor tamaño situadas dentro del casco urbano y normalmente repartidas por los diferentes barrios o zonas del municipio. Ofrecen un servicio de recogida más cercano al ciudadano aunque no se pueden aportar los mismos residuos y volúmenes que en el punto limpio fijo. Su proximidad al usuario los hace extremadamente útiles para fomentar la recogida separada de pequeñas cantidades de residuos como aceite de cocina, fluorescentes, pinturas, etc. Este tipo de instalaciones está teniendo mucho éxito en los ayuntamientos en los que se ha implantado, complementando al servicio del punto limpio fijo.

    Este servicio puede ser gestionado por pequeños antiguos recuperadores en sus locales propios, o puede complementar sus funciones con el desarrollo de actividades de reparación e intercambio en las mismas instalaciones del minipunto.

    Sistema de Recogida

    Puntos limpios móviles:

    Este servicio consiste en un vehículo de recogida dotado de compartimentos (existen varios modelos: furgoneta, camión con caja y chasis o remolque con contenedor) para los diferentes residuos (ordinarios -vidrio, envases ligeros, etc.- voluminosos, RAEE y peligrosos) que se desplaza a distintos puntos de aportación establecidos (lugar y horario). Así la misma instalación móvil puede visitar diferentes barrios y/o poblaciones con un calendario preestablecido. Puede ser adecuado para acercar y reforzar el servicio a poblaciones que ya disponen de una instalación fija, o para ofrecer el servicio a poblaciones pequeñas, barrios o zonas diseminadas dónde no es factible la implantación de los otros tipos de puntos limpios.

    Sistema de Recogida

    Puntos limpios colaboradores:

     Son servicios privados de recogida de residuos asociados al Ayuntamiento y gestionados por antiguos chatarreros reconvertidos. El servicio funciona implementando el sistema de recogida que usan el resto de puntos limpios del municipio y ofrece al ciudadano la oportunidad de disponer de lugares de aportación más cerca de casa.

     

     

No existen resultados con los criterios de búsqueda