Humedales costeros

    Humedal costero

    Los humedales costeros son ecosistemas en los que entran en contacto, en mayor o menor medida, el agua de origen continental con el agua marina. Suelen expresar una relación con los flujos de agua subterránea, con frecuencia son áreas de recarga o descarga de acuíferos. Así, la relación entre los flujos hídricos puede ser directa (mareas) o indirecta (comunicación de flujos de agua subterráneos).

    Existe una gran diversidad de humedales costeros, siendo el principal factor diferenciador la composición y concentración salina.

    De los ecosistemas litorales, son los humedales los que muestran un mayor grado de dinamismo y una mayor variedad en su régimen estacional. Por su carácter abierto y su relación con el entorno, suelen ser ambientes eutróficos, ricos en nutrientes. En ellos, las tasas de reciclado de materia y de producción son muy elevados.
    Las particularidades funcionales de los humedales les confieren considerables valores e importancia ecológicos:

    • Implicaciones en el ciclo hidrológico
    • Mantenimiento de las redes tróficas
    • Altas tasas de producción primaria
    • Fijación de sedimentos por su vegetación
    • Estabilización de perfiles litorales
    • Participación en la diversidad biológica y paisajística
    • Variedad de hábitats necesarios completar los ciclos biológicos para numerosas poblaciones faunísticas

    Áreas de invernada y descanso migratorio a numerosas colonias aves
    Sus valores ambientales contrastan con su extremada fragilidad. Los humedales son sistemas particularmente sensibles a las alteraciones de su régimen hídrico. Muchos de los humedales han sido desecados, algunos de modo irreversible, por razones sanitarias (zonas endémicas de paludismo) y económicas (transformaciones agrarias).

    Más ecosistemas litorales (clasificación tipológica)

No existen resultados con los criterios de búsqueda