Implantación de las medidas de gestión de las reservas naturales fluviales y mejora del estado de las masas de agua propuestas para su declaración como reservas hidrológicas o ríos de alto valor ecológico en la demarcación hidrográfica del Miño-Sil

Charca de anfibios en RNF Rego da Ribeira Grande

Desde 2015, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico a través de la Dirección General del Agua (DGA) ha impulsado en las distintas demarcaciones hidrográficas intercomunitarias la declaración de 135 reservas naturales fluviales (RNF).

Las reservas naturales fluviales, cuya declaración por motivos ambientales se contempló por primera vez en la Ley 10/2001 del Plan Hidrológico Nacional, son aquellos cauces, o tramos de cauces, de corrientes naturales, continuas o discontinuas, en los que las presiones e impactos producidos como consecuencia de la actividad humana no han alterado su estado natural y que por sus especiales características o su importancia hidrológica merecen una especial protección. En este sentido, de acuerdo con la normativa vigente, las reservas deben ser objeto de medidas de conservación y mejora del estado, de evaluación y seguimiento y de puesta en valor.

En el caso de la demarcación del Miño-Sil, se han declarado 10 RNF, con una longitud de cauce de más de 184 km. A partir de este momento, se definieron y consensuaron las medidas de gestión de las RNF, y se publicaron en la web del Catálogo Nacional de Reservas Hidrológicas las medidas para cada una de ellas.

En mayo de 2020 se adjudicó el proyecto de: “Implantación de las medidas de gestión de las reservas naturales fluviales y mejora del estado de las masas de agua propuestas para su declaración como reservas hidrológicas o ríos de alto valor ecológico en la demarcación hidrográfica del Miño-Sil”, con un importe de 995.709,94 euros y un plazo de ejecución de los trabajos de 24 meses, permitiendo la puesta en marcha de las medidas prioritarias ya seleccionadas.

El proyecto tiene como objetivos principales la conservación de la biodiversidad y de los ecosistemas fluviales y la sensibilización y puesta en valor de la figura de protección de la reserva natural fluvial.

Las actuaciones más destacadas son las siguientes:

Conservación y mejora del estado

  • Mejora y mantenimiento de la conectividad longitudinal, mediante la eliminación o permeabilización de azudes y otros obstáculos del cauce.
  • Mejora de las condiciones morfológicas y recuperación de espacio fluvial. Se eliminarán restos de antiguas infraestructuras obsoletas y muros de hormigón presentes en las márgenes.
  • Mejora de la capacidad hidráulica de los cauces, recuperación de antiguos brazos.
  • Mejora de la vegetación de ribera.
  • Acondicionamiento de hábitats para el desarrollo de anfibios.

Evaluación y seguimiento

  • Seguimiento ambiental de actuaciones ejecutadas, con muestreos previos y posteriores a las obras.

Puesta en valor

  • Acondicionamiento y mejora de senderos y áreas recreativas próximos a las RNF.
  • Instalación de cartelería explicativa.
  • Actuaciones de Educación Ambiental con adultos y escolares.
Vista de la ribera de la RNF Rego da Ribeira Grande tras eliminación de piscifactoría