La utilidad del Anillamiento de Aves en la Ciencia y la Gestión del Medio Natural

    El anillamiento de aves, ¿es una sesuda técnica de estudio en ornitología o simplemente un pasatiempo para aficionados a las aves? La respuesta a esta pregunta resulta ser una fructífera combinación de ambas posibilidades. El anillamiento es, en efecto, una herramienta fundamental para los científicos, en particular para conocer la biografía, la dinámica poblacional o la migratología de las aves. Sin embargo, la mayor parte de este trabajo está desarrollado por no-profesionales muy bien preparados, cuya motivación no es de carácter económico, sino el simple privilegio de trabajar con aves teniendo como finalidad última su conservación.

    El objetivo de este opúsculo es proporcionar a los gestores del Medio Natural la siguiente información

    • Que el anillamiento científico es una sólida técnica científica en la que el bienestar del ave es absolutamente esencial
    • Que el anillamiento en Europa está perfectamente coordinado. Por las centrales nacionales en primera instancia y por la organización supranacional EURING
    • Que los datos actualmente disponibles en el banco de datos EURING están listos para ser utilizados pero, lamentablemente, muy infrautilizados.
    • Por último, que EURING tiene un papel muy importante que jugar en la resolución de retos y responsabilidades a los que se enfrentarán gestores y políticos del siglo XXI.

    La información científicamente sólida es la base fundamental de cualquier política de conservación efectiva.

    Pertti Saurola, Presidente de EURING

    Editores: Dr. Lukas Jenni, Prof. Dr. Peter Berthold, Dr. Will Peach, Dr. Fernando Spina.

    Autores: Prof. Dr. Franz Bairlein, Prof. Dr. Peter Berthold, Prof. Dr. André Dhondt, Dr. Lukas Jenni, Dr. Will Peach, Dr. Fernando Spina, Rinse Wassenaar.

    Traducción al castellano: Jesús Pinilla (Centro de Migración de Aves, SEO/BirdLife)

    Este folleto puede obtenerse de forma gratuita en la Oficina de Anillamiento de la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino), Ríos Rosas, 24 - 28003 Madrid, y en SEO/BirdLife, Ctra. Húmera, 63-1 - 28224 Pozuelo (Madrid).

    Disponible también en las ediciones inglesa, húngara, portuguesa e italiana, producidas por EURING y las respectivas Centrales de Anillamiento.

    Gráficos (por número de página): Portada: Vogelwarte Radolfzell. 5, 10, 17 y todas las adaptaciones: M. Leuenberger. 8, 9: Schütz & Weigold 1931, Atlas des Vogelzuges, Berlin; Fliege 1984, J.Orn. 125; Imboden 1974, Orn.Beob. 71. 10: Berthold 1990, Vogelzug, Darmstadt; Boere 1992, Het Vogeljaar 40. 11: Berthold et al. 1991, Vogelwarte 36, Sonderheft. 13: Bairlein 1981, Ökol. Vögel 3. 15: Piersma et al. 1991, Acta XX Int.Orn.Congr. 16: Bairlein in Perrins et al., Bird Population Studies, Oxford; Marchant et al. 1990, Population trends in British breeding birds, Tring. 18: Berthold et al. 1993, J.Orn. 134. 19: Peach et al. 1991, Ibis 133. 20: Noordwijk & Scharloo 1981, Evolution 35.

    Fotografías (por número de página): 1, 4: Schweiz. Vogelwarte. 2: J. Koivu. 3: A. Montemaggiori. 6: W.J.N.M. Verholt. 8: C. Schmid. 11, 12, 13: Vogelwarte Radolfzell. 14: F. Bairlein. 17: E. Heim. 18: R. Roth. 19: B. Siegrist. 20: A. Saunier.

    ¿Qué es el anillamiento científico?

    Un Porrón Moñudo Aythia fuligula anillado en invierno en un lago suizo fue cazado a 8.100 km de distancia cerca de Yakutsk en Siberia Oriental, un año y medio después, en mayo. Un macho de Carbonero Común Parus major anillado como pollo en una caja nido de Holanda fue capturado de nuevo al verano siguiente criando con su propia madre en la misma caja nido.

    ¿Cuál es el propósito del anillamiento de aves? ¿Cuáles son los cómos y los porqués de esta técnica? En este opúsculo se describe la organización y las técnicas del anillamiento científico de aves en Europa (páginas XXX), se ofrecen ejemplos de resultados obtenidos mediante este método (páginas XXX), y se perfilan algunas líneas coordinadas de investigación y seguimiento de poblaciones de aves en el contexto europeo (páginas XXX).

    El anillamiento científico es un método de estudio basado en marcar aves de forma individual. Cualquier registro de un ave anillada, bien a través de su recaptura y posterior liberación, bien por su recuperación final como ave muerta, nos ofrecerá gran cantidad de información sobre su vida, en especial acerca de sus movimientos.

    Trazando las líneas de vuelo definidas por los pares de datos anillamiento-recuperación, es posible definir las rutas migratorias, así como sus áreas de descanso, ofreciéndose así información muy valiosa en la planificación de sistemas integrados de espacios protegidos para las aves. Otra información derivada de las recuperaciones y controles incluye parámetros poblacionales (por ejemplo, tasas de supervivencia, éxito reproductor acumulado) que pueden resultar esenciales para entender determinados cambios en tamaños poblacionales.

    Las aves migradoras atraviesan numerosas fronteras políticas en sus vuelos de larga distancia y, por lo tanto, pertenecen a la comunidad internacional. Así, se ha hecho imprescindible la creación de una red internacional de estaciones y centrales de anillamiento perfectamente coordinadas para la gestión efectiva del anillamiento científico en Europa. EURING, la Unión Europea para el Anillamiento de Aves, garantiza la eficiente colaboración entre todas las centrales de anillamiento del continente.

    Métodos de anillamiento de aves

    El anillamiento de aves con fines científicos se inició en Dinamarca en 1899, cuando H.C. Mortensen liberó un puñado de estorninos a los que había colocado en la pata una anilla metálica grabada con números correlativos y una dirección como remite. Desde aquellos tiempos pioneros, el anillamiento de aves ha evolucionado rápidamente hasta convertirse en una técnica de investigación estandarizada y utilizada en todo el mundo.

    En la actualidad, para el marcado de las distintas especies de aves, se utilizan anillas de una gran variedad de tamaños y materiales, en función del tamaño y estructura de sus patas, así como del tipo de ambientes que frecuenten.

    También pueden utilizarse anillas especiales y una gran variedad de marcas de otro tipo, para la identificación de aves a distancia, sin necesidad de capturarlas de nuevo. Muchos de los flamencos que crían en torno al Mediterráneo llevan anillas plásticas con números que pueden ser leídos a distancia con ayuda de telescopios. De la misma forma, a los ánsares se les pueden colocar collares plásticos, y a las ardeidas marcas alares, todos ellos individualizados mediante códigos de letras o números.

    Muchas aves se anillan en el nido, cuando aún son pollos, pero para anillar aves volantonas es preciso capturarlas utilizando redes y trampas de distintos tipos. Pero, en cualquier caso, y sea cual sea el método de captura empleado, los anilladores deben garantizar el bienestar de las aves que anillan. Así, las aves pequeñas se suelen capturar mediante redes japonesas y, eligiendo cuidadosamente la luz de la malla y el material de fabricación de estas redes, se puede reducir considerablemente el riesgo de deterioro de las plumas. Las aves de mayor tamaño, como en el caso de las anátidas, suelen ser capturadas en grandes trampas cebadas, a las que las aves entran "andando" y de las que luego no saben salir. Este tipo de trampas no entraña ningún riesgo para las aves.

    Una vez que las aves capturadas han sido extraídas de la trampa, se suelen colocar en bolsas de tela o en cajas especiales, donde permanecen tranquilas y secas hasta que puedan ser anilladas y liberadas.

    Anilladores y Centrales Nacionales de Anillamiento

    A lo largo de toda Europa, más de 10.000 personas, entusiastas y con un alto grado de preparación, anillan aves. La amplitud del colectivo de anilladores representa un hecho excepcional en la investigación zoológica, tanto en Europa como en el resto del mundo.

    El anillamiento de aves es un área de investigación en la que la mayor parte del trabajo la desarrollan anilladores amateurs, que aportan su experiencia y su tiempo libre al estudio de las aves. Los anilladores profesionales, por otro lado, suelen estar adscritos a universidades y centros de investigación.

    La responsabilidad de coordinar este vasto equipo de investigación internacional es de las Centrales Nacionales de Anillamiento, desde donde se fomenta la participación de los anilladores en campañas coordinadas. Así mismo, se encargan de garantizar los niveles técnicos y de seguridad en el desarrollo de estas prácticas.

    En la mayor parte de los países europeos, cualquiera que esté interesado en llegar a ser anillador debe pasar un periodo de aprendizaje durante el cual adquirirán los conocimientos necesarios para capturar y anillar aves, así como para manipularlas y obtener los datos pertinentes, de forma rápida, precisa y segura. Para ello, muchas Centrales europeas organizan cursos de formación en los que los aspirantes aprenden a aplicar las técnicas de sexado y determinación de la edad de las aves, así como a tomar, de forma estandarizada, los datos biométricos. Tras el periodo de aprendizaje, que durará por lo general entre uno y tres años, el aspirante deberá superar un examen antes de conseguir el certificado que le acredite como anillador.

    En la mayoría de los países europeos, el anillamiento de especies amenazadas o sensibles está estrictamente regulado, y los permisos para anillar esas especies se otorgan sólo a anilladores muy cualificados y que están implicados en el desarrollo de los programas de conservación de estas especies.

    • La información que proporciona el anillamiento científico

    Cuando una ave es capturada para su anillamiento, hay posibilidad de obtener de ella gran cantidad de información útil: la edad y el sexo, distintos tipos de medidas (biometría) que pueden ser utilizados para caracterizar poblaciones, la cantidad de grasa acumulada por las especies migradoras, el estado de muda de las plumas o el hábitat en el que el ave ha sido capturada.

    Una ave anillada puede ser recapturada por otro anillador, observada por aficionados a las aves, o recuperada de muy diversas maneras (atropellada, cazada, encontrada muerta, etc.) por cazadores o público en general. Si el ave es controlada por un anillador, se pueden volver a tomar las mismas medidas que durante el anillamiento, haciendo posible estudiar distintos aspectos del ciclo biológico anual de la especie. Por ejemplo, variaciones en el peso condicionadas por la migración o progresión de la muda. En el caso de que se realicen comparaciones de datos biométricos tomados por diferentes anilladores, es preciso establecer, entre los anilladores y entre países, métodos estandarizados en la toma de estos datos.

    Siempre que se produce la recuperación de un ave, sea cual sea la forma de recuperación, este dato se comunica al Centro Nacional. Aquí se localiza el número de la anilla en los ficheros formados por los datos que envían los anilladores, y se completa la ficha de anillamiento-recuperación con las fechas y lugares de ambos eventos. Una vez informatizados, se envía una comunicación con estos datos tanto al anillador como al recuperador. En el caso de recuperaciones internacionales (aves anilladas en un país que son recuperadas en otro), está establecida una coordinación entre las Centrales de Anillamiento para realizar el intercambio de la información.

    Anualmente se anillan en Europa entorno a 4 millones de aves, de las que se recuperan unas 90.000, y esta información se publica todos los años por parte de las Centrales de Anillamiento en forma de tablas, con los totales por especies de aves anilladas y recuperadas en sus respectivos territorios. La proporción de aves anilladas que son posteriormente recuperadas varía enormemente entre especies, desde menos de un 1% en pequeños passeriformes hasta más del 50% en el caso de la Cigüeña Blanca.

    El anillamiento de aves es una actividad que se viene desarrollando en Europa a lo largo de la mayor parte de este siglo, por lo que se cuenta con datos de recuperaciones a lo largo de un extenso periodo de tiempo. De esta manera, este banco de datos se constituye en uno de las más valiosas fuentes de información disponibles para cualquier grupo animal del mundo.

    EURING - La Unión Europea para el Anillamiento de Aves ¿Qué es EURING?

    Debido a que las aves atraviesan libremente las fronteras políticas, la cooperación internacional se hace indispensable para estudiarlas. EURING es la organización que garantiza esta cooperación a todos los niveles en materia de anillamiento científico en Europa.

    La Unión Europea para el Anillamiento de Aves (EURING) se fundó en 1963 en una reunión de todas las Centrales de Anillamiento que tuvo lugar en París. El objetivo fundacional de EURING fue organizar y estandarizar el anillamiento de aves a nivel europeo.

    Todas las Centrales de Anillamiento que suministran anillas numeradas para el estudio de aves silvestres son miembros de EURING (en el interior de la contraportada aparecen sus direcciones postales). Entre los miembros se elige un comité, formado por un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario General y hasta cinco Vocales, cuya misión es la de procurar una colaboración efectiva del anillamiento científico a nivel europeo, así como fomentar la estandarización y colaboración entre los miembros. El Comité de EURING se reúne al menos una vez al año, mientras que cada dos años se celebran las Reuniones Generales en las que participan representantes de todas las Centrales.

    Un código unificado para las recuperaciones

    Para facilitar el intercambio de información entre las Centrales de Anillamiento de los distintos países, EURING desarrolló en 1966 un sistema unificado para la codificación de los datos de anillamiento-recuperación. Este código es el que actualmente se utiliza por parte de todas las Centrales y es el que permite el intercambio y análisis de la información de forma rápida, sencilla y efectiva.

    Un Banco de Datos Centralizado

    Otro importante logro alcanzado por EURING ha sido la creación del Banco de Datos EURING. Este banco permite almacenar en un solo lugar y según un formato estándar la mayor parte de las recuperaciones europeas. El Banco de Datos EURING se fundó en 1977 y se encuentra localizado en Holanda, en el Instituto de Ecología de Heteren, que amablemente proporciona el soporte informático, así como el Director del Banco de Datos.

    La información de recuperaciones contenida en el Banco de Datos EURING está a disposición de los investigadores de cualquier parte del mundo, siempre que las Centrales de Anillamiento estén de acuerdo. Los investigadores utilizan este gran conjunto de datos para analizar distintos aspectos ornitológicos, entre los que se encuentran las estrategias migratorias, las tasas de supervivencia o los problemas de conservación derivados de actividades humanas.

    El Banco de Datos EURING también almacena los totales anuales de anillamiento de cada especie, realizados por cada una de las Centrales. Así mismo, cada Central elabora un resumen anual de sus anillamientos que es distribuido de forma gratuita al resto de Centrales.

    Proyectos Especiales

    Con objeto de investigar algunos problemas de especial importancia para la conservación de las aves, EURING organiza también programas de investigación a gran escala, en los que pueden verse involucrados cientos de anilladores de diversos países europeos.

    Un ejemplo de proyecto europeo a gran escala ha sido el desarrollado para estudiar un grupo de passeriformes palustres, migradores transaharianos, del género Acrocephalus. Estas aves se distribuyen por toda Europa durante la época de reproducción, pero pasan el invierno en el África subsahariana, en la región del Sahel. Esta zona de África ha sufrido una serie de devastadoras sequías y este programa de anillamiento ha puesto de manifiesto que algunas especies, como el Carricerín Común (Acrocephalus schoenobaenus), son muy sensibles a las condiciones ambientales de las áreas de invernada. En los años secos, la supervivencia de estas aves ha resultado ser mucho más baja de lo habitual, traduciéndose en una menor tasa de retorno a las áreas de cría en Europa (véase la página XX).

    En 1994 se puso en marcha el Proyecto de Migración Euroafricano (European-African Songbird Migration Network) con el fin de obtener información detallada sobre las estrategias migratorias de una serie de passeriformes migradores. Muchas de estas especies migradoras se encuentran amenazadas por distintas actividades humanas y por la destrucción del hábitat tanto en Europa como en África. Este proyecto está financiado por la Fundación de Ciencia Europea (European Science Foundation) y en su desarrollo intervienen, en estrecha colaboración y coordinación, en torno a 35 estaciones de anillamiento repartidas por Escandinavia, Europa Occidental, Norte de África y África Occidental (donde muchas de las especies estudiadas pasan el invierno).

    El "Progetto Piccole Isole" se puso en marcha en 1988 por la Central italiana y participan en él 26 estaciones de anillamiento situadas en el Centro y Occidente de la cuenca Mediterránea. Este proyecto continúa profundizando en la investigación sobre las estrategias migratorias de las aves que cruzan el Mediterráneo en primavera.

    Reuniones Técnicas

    Los objetivos de EURING incluyen el promocionar al máximo posible el nivel no sólo del anillamiento en sí mismo, sino también del análisis de los datos. El análisis de las recuperaciones de aves anilladas es complicado, aunque para ello se cuenta en la actualidad con un amplio abanico de sofisticados métodos estadísticos. Así, con el fin de incentivar la colaboración entre ornitólogos y estadísticos, EURING organiza reuniones técnicas en las que se intentan resolver los problemas de interpretación y análisis de los datos de recuperaciones. A estas reuniones asisten especialistas procedentes de todo el mundo y su objetivo fundamental es utilizar las recuperaciones como método de evaluación de las tasas de supervivencia y dispersión, con el fin de entender los cambios en las poblaciones de aves.

    A raíz de las reuniones técnicas de EURING se han obtenido como resultado tres publicaciones, que representan un compendio actualizado de los conocimientos sobre métodos de análisis de los datos de anillamiento. En estas reuniones se ha intentado fomentar entre los estadísticos el desarrollo de programas de ordenador que puedan ser utilizados con facilidad por los ornitólogos, lo cual ha repercutido en la publicación de muchos otros artículos científicos e informes basados en el análisis de este tipo de datos.

    Entender la Migración de las Aves: La necesidad del Anillamiento Científico.

    Se calcula que cada año 50.000 millones de aves realizan algún desplazamiento migratorio en el mundo. Los migradores de corta distancia pueden simplemente abandonar áreas montañosas para buscar inviernos más benignos en las tierras bajas, mientras que los migradores de larga distancia recorren a menudo decenas de miles de kilómetros.

    El objetivo inicial del anillamiento de aves fue desentrañar los misterios de sus migraciones, y la primera organización de anillamiento (Vogelwarte Rossiten) se creó en 1903. Al cabo de treinta años se publicaban los primeros mapas de migración en un "Atlas de migración de aves".

    En las últimas décadas en los países miembros de EURING se han intensificado enormemente los esfuerzos en investigación sobre la migración. De esta manera, en el contexto europeo, hoy día se conocen los patrones básicos de migración para la mayoría de las especies, y se ha publicado, en varias entregas, un nuevo "Atlas de migración de aves" en el que se describen las rutas migratorias de entorno a un centenar de especies.

    Las poblaciones de muchas de la aves migratorias se encuentran en regresión y, en algunos casos, la identificación y protección de las áreas importantes para su alimentación y descanso a lo largo de la ruta migratoria resulta de vital importancia para su conservación.

    Dado que de algunas especies de aves se dispone de viarios miles de recuperaciones en el banco de datos de EURING, esta información puede utilizarse para responder cuestiones más complejas sobre las estrategias migratorias de las aves y, a menudo, forman la base de investigación de laboratorio en la que se pretenden desentrañar las claves de la orientación migratoria en las aves.

    Problemas de Conservación a Nivel Mundial

    El anillamiento es una técnica de estudio utilizada en todo el mundo. Muchos países han establecido sus propias Centrales de Anillamiento, mientras que en otros, el anillamiento se desarrolla con anillas y expediciones de anillamiento procedentes de países de EURING. El anillamiento a escala mundial ha revelado la existencia de una auténtica red mundial de rutas migratorias y los ejemplos que se detallan en esta página permiten ilustrar cómo algunos migrantes alcanzan las áreas más remotas de nuestro planeta.

    Las aves que crían en Europa invernan principalmente en Europa, África y Asia, aunque algunas especies llegan incluso hasta la Antártida. Algunas especies que crían en Asia Septentrional, Groenlandia, Norte de Canadá o Alaska, pueden también emigrar a Europa durante el invierno.

    Mientras que los movimientos de las aves en el contexto europeo son relativamente bien conocidos, poco es lo que se sabe sobre muchas de las especies migradoras de larga distancia. De hecho, muchas de estas especies se encuentran amenazadas y la degradación destrucción a gran escala de hábitats en África y Asia se está produciendo con una rapidez tal que su impacto sobre las aves migradoras resulta muy difícil de evaluar. EURING favorece y promociona con los medios a su alcance el anillamiento en África y Asia y, donde es posible, ayuda al establecimiento de Centrales de Anillamiento y programas de investigación para la conservación.

    La Migración de las Aves: La Llegada de la Red Japonesa

    Tanto el anillamiento como los estudios de migración de aves se vieron revolucionados a primeros de la década de los cincuenta cuando las redes japonesas comenzaron a ser comercializadas. Estas redes están confeccionadas con hilo de nylon muy fino y resultan más baratas y seguras para las aves que las antiguas redes pajareras, por lo que fueron rápidamente recomendadas por EURING. De esta manera, su distribución entre los anilladores de los distintos países se ha traducido en el anillamiento de grandes cantidades de pequeños passeriformes, incluidos aquellos que, por lo general, se mueven entre el matorral denso o los carrizales.

    La llegada de la red japonesa permitió el establecimiento de una serie de estaciones de anillamiento, temporales o permanentes, en distintos tipos de hábitats. Cuando el esfuerzo de captura permanece constante, el volumen de esas capturas puede ser utilizado para cuantificar los cambios experimentados por las poblaciones de aves a lo largo del tiempo (véanse las páginas XX).

    Cuando se captura un ave para su anillamiento, se puede obtener, además, una gran variedad de información, especialmente acerca de su biometría, sus reservas grasas o el estado de reemplazo de su plumaje, y sus recapturas nos proporcionan información sobre los cambios de estos parámetros a lo largo del tiempo. Los programas de anillamiento de larga duración están permitiendo la obtención de este tipo de datos en estaciones de anillamiento distribuidas desde el norte de Escandinavia y Rusia, a través de Europa Central y Meridional, hasta África, lo cual está permitiendo esclarecer los complejos compromisos fisiológicos a los que se enfrentan las aves migradoras. Estas aves dependen de poder encontrar grandes cantidades de alimento (fundamentalmente insectos y bayas) en una red de lugares de reposo y alimentación a lo largo de sus rutas migratorias.

    EURING ha jugado un papel fundamental en este trabajo, garantizando la estandarización en los métodos de medida y promoviendo la colaboración entre investigadores de diferentes países.

    Uso del Hábitat

    En la época de reproducción, las aves migratorias son durante un tiempo muy vistosas, ya que se encuentran entonces ligadas a un territorio en el que cantan para proclamarlo como propio, y sus requerimientos de hábitat se pueden estudiar fácilmente. Sin embargo, durante el resto del año estas aves suelen ser más escondedizas y, por tanto, más difíciles de detectar y estudiar sus hábitos.

    Muchas especies de aves migradoras dependen, fuera de la época de reproducción, de determinado tipo de hábitats que pueden ser muy diferentes a aquellos que constituyen los de nidificación. Durante la migración, y a lo largo de toda la ruta, necesitan una serie de lugares de alimentación con el hábitat apropiado. Por ejemplo, las aves adaptadas al matorral tienen problemas para encontrar alimento en los carrizales puesto que moverse por la estructura, esencialmente vertical, del carrizo requiere una serie de adaptaciones morfológicas que las aves de matorral no poseen.

    Para muchas especies los requerimientos de hábitat son prácticamente desconocidos, pero resultan esenciales para la gestión y mantenimiento en condiciones adecuadas de áreas de descanso para las aves a lo largo de sus rutas migratorias. El anillamiento regular y estandarizado en las áreas de descanso es un método muy bueno para evaluar los requerimientos de hábitat de los migrantes.

    Reservas Grasas durante la Migración.

    Los costes energéticos de la migración son muy altos. Los desplazamientos migratorios de las golondrinas británicas, de las cigüeñas danesas o de las limícolas de la tundra ártica, superan los 10.000 kilómetros en cada sentido entre sus áreas de cría y las de invernada en África del Sur. Éstas y otras aves migradoras tienen que cruzar grandes extensiones de terreno inhóspito, como desiertos o mar abierto, y para poder superar pruebas de resistencia tan duras necesitan contar con considerables reservas energéticas.

    Para la mayor parte de las aves, la principal fuente de energía para la migración es la grasa y las estrategias que utilizan para su almacenamiento son diversas. En algunos casos acumulan pequeñas cantidades en una serie larga de lugares de reposo, mientras que otras especies acumulan cantidades muy grandes en unas pocas localidades, entre las que desarrollan vuelos de larga distancia. Sólo unas pocas especies de aves, como la Golondrina, son capaces de obtener alimento a la vez que se desplazan, por lo que, antes de emprender un vuelo migratorio deben contar con suficientes reservas, sobre todo cuando tienen que hacer frente a desiertos o mares en los que no pueden encontrar refugio ni alimento. Así por ejemplo, la Curruca Mosquitera Sylvia borin, cuyo peso en época de cría se sitúa en torno a los 16-18 g, puede llegar a pesar hasta 34 g justo antes de cruzar el Sáhara.

    Aquellos migrantes que no sean capaces de acumular suficientes reservas grasas para su viaje migratorio no sobrevivirán, por lo que la identificación y protección de las áreas de abastecimiento es un requisito indispensable para la conservación efectiva de las aves migradoras. Lamentablemente, incluso los datos más básicos son escasos o desconocidos para la mayoría de las especies.

    Una complicación añadida en los planes de conservación es la gran variedad de estrategias migratorias que siguen las aves. Aquellas especies que realizan series de numerosos desplazamientos cortos dependen de una red extensa de áreas de descanso a lo largo de toda la ruta. De esta manera, la desaparición de uno de estos puntos difícilmente supondrá una catástrofe, puesto que las aves serán entonces capaces de desplazarse hasta el siguiente punto. Sin embargo, las especies que realizan largos desplazamientos entre áreas de descanso necesitan acumular grandes cantidades de grasa y puede ser que dependan de un área estratégicamente situada, que resulte clave como lugar de reabastecimiento. La destrucción de este tipo de enclaves, podría comprometer la supervivencia de un gran número de aves.

    La información sobre el peso y acumulación grasa a lo largo de las áreas de descanso de las rutas migratorias resultan de gran importancia para el estudio de las estrategias migratorias y para la identificación de los puntos de abastecimiento. Este tipo de información puede obtenerse fácilmente durante las campañas coordinadas de anillamiento como las organizadas por EURING.

    Biometría

    En muchas especies de aves, diferentes poblaciones reproductoras utilizan distintas rutas de migración e invernan en distintas regiones o, incluso, continentes. Por el momento sólo para unas pocas especies existen suficientes recuperaciones de aves anilladas que permitan conocer estos patrones (véase la página XX).

    En muchos casos es posible utilizar caracteres morfológicos para conocer el origen poblacional de las aves. Entre estos caracteres se encuentran rasgos de coloración en el plumaje o el tamaño y/o la forma del ala, del pico o de las patas. En muchas especies las poblaciones más septentrionales son ligeramente mayores o tienen alas ligeramente mayores que las más meridionales. Sólo el anillamiento a gran escala puede proporcionar este tipo de información.

    Muda

    Dado que el plumaje está expuesto al desgaste y el deterioro, las aves lo renuevan al menos una vez al año en un proceso que se conoce como muda. Tanto el momento como el lugar en los que se realiza el proceso varían enormemente entre especies. Algunas reemplazan todo el plumaje en un per&iacuôe;odo muy corto mientras que otras pueden dividir el proceso en varias etapas o pueden reemplazar algunos grupos de plumas más de una vez al año. Tales especies pueden utilizar varios lugares para realizar la muda.

    Los períodos de muda son especialmente críticos para las aves, dado que el crecimiento de las nuevas plumas supone una serie de costes energéticos, la pérdida de las plumas del cuerpo reduce el aislamiento y durante el reemplazo de las plumas de vuelo se reduce la capacidad de maniobra y de vuelo. En el caso de las anátidas, por ejemplo, la pérdida de las plumas de vuelo se realiza de forma simultánea y las aves pierden por completo, durante un tiempo, la capacidad de vuelo. Durante estos períodos, las aves son más vulnerables a los depredadores y necesitan, por tanto, lugares seguros y tranquilos en los que alimentarse y completar el proceso.

    Para la adopción de medidas de conservación efectivas, conocer los lugares y períodos en los que tiene lugar el proceso de muda, resulta de capital importancia, y para las especies que invernan fuera de Europa, este conocimiento resulta aún demasiado escaso. En los passeriformes sólo los datos tomados durante el anillamiento puede proporcionar esta información.

    El Anillamiento de Aves como Método de Seguimiento de Poblaciones

    Muchas especies de aves europeas están sufriendo una rápida regresión. Las causas de estos declives no siempre están claras, pero sí se sabe que factores como la destrucción de hábitats, intensificación agrícola, caza o sequías en África afectan de forma grave a determinadas poblaciones de aves europeas.

    Si se tiene como objetivo la conservación de las aves, resulta esencial conocer cómo y por qué cambian las poblaciones en el tiempo. Por ello, el seguimiento de la poblaciones resulta esencial para poder identificar los problemas de conservación a los que se enfrentan las poblaciones de aves. Según la Directiva Aves de la Comunidad Europea, los Estados miembros tienen la obligación de realizar seguimientos de las poblaciones de aves. En el Anexo V de la Directiva se hace expresa referencia a la responsabilidad de los Estados miembros de utilizar el anillamiento científico para realizar el seguimiento de los niveles poblacionales de aves migratorias.

    Sin embargo, apenas se están realizando seguimientos efectivos de muchas de las poblaciones de aves en Europa. El Convenio de Ramsar establece la necesidad de investigar y gestionar las poblaciones naturales de aves acuáticas (Artículo 4.3) mientras que el Convenio de Berna hace hincapié en la necesidad de conservar la fauna salvaje, lo que también requiere el seguimiento (Artículos 1-3) y fomentar la investigación (Artículo 11.1b) de sus poblaciones. El convenio de Bonn, por su parte, establece la obligación de determinar el status de las especies migradoras (Artículo 1.1c) así como realizar seguimientos de las poblaciones de especies catalogadas en las categorías desfavorables (Artículo 2)

    ¿Cómo Se Pueden Realizar Seguimientos Poblacionales En Aves?

    Los conteos anuales de aves proporcionan información acerca de cómo varían su poblaciones, pero el anillamiento resulta necesario si se pretende entender el mecanismo subyacente a los cambios observados.

    Las disminuciones de poblaciones de aves a lo largo de áreas geográficas extensas se deben a disminuciones en las tasas reproductoras, en las tasas de supervivencia de jóvenes o adultos, o a la pérdida de hábitats esenciales. Los cambios a nivel local pueden ser debidos también a procesos de inmigración o emigración.

    El anillamiento científico es la única forma de estimar las tasas de supervivencia o de emigración e inmigración. En algunos casos, el anillamiento también pude usarse para estimar tamaños poblacionales y éxito reproductor, por lo que este método resulta esencial para poder entender algunos cambios en las poblaciones de aves.

    Una vez que se haya establecido la fase del ciclo vital en donde se produzca el cambio poblacional, será posible identificar el factor ambiental que lo está provocando. Algunos factores ambientales que se sabe que han provocado disminuciones poblacionales en aves son la pérdida de hábitat de reproducción por transformaciones agrícolas (p.ej. en la Avefría Vanellus vanellus), pérdida de hábitat en las áreas de invernada debido a las sequías en África (Carricerín Común Acrocephalus schoenobaenus, Garza Imperial Ardea purpurea, Cigüeña Blanca Ciconia ciconia) y residuos de fitosanitarios en huevos que provocan fracasos reproductores (rapaces).

    Proyectos de Seguimiento de Poblaciones Actualmente en Marcha

    El anillamiento científico se ha constituido en una herramienta muy útil para evaluar los cambios en poblaciones de aves como queda ilustrado en los ejemplos que se exponen a continuación.

    En la Operación Báltico se han visto implicadas una serie de estaciones de anillamiento a lo largo de la costa meridional del Mar Báltico en Polonia desde 1960. Gracias a este proyecto, se ha obtenido gran cantidad de información acerca de la fenología y alcance de la migración otoñal. Los cambios a largo plazo que se han observado en las tasas de captura, han sido utilizados para constatar variaciones poblacionales. De manera análoga, las variaciones a largo plazo en el número de aves anilladas en el observatorio de Ottenby (Suecia), se han utilizado para conocer cambios poblacionales en determinadas especies.

    El Programa Mettnau-Reit-Illmitz (MRI) utiliza las capturas con esfuerzo estandarizado en tres estaciones de anillamiento de Europa Central para controlar la migración de passeriformes en el período de junio a noviembre. El esfuerzo de capturas está estrictamente estandarizado y no se permiten alteraciones del hábitat, por lo que los cambios en el volumen de capturas deberían reflejar cambios en el número de aves en migración. El proyecto se puso en marcha en 1974 y durante los primeros diez años de funcionamiento, se observaron tendencias en 34 de las 37 especies estudiadas. En 14 de ellas se observaron tendencias negativas en las tres estaciones implicadas y en otras 10 la tendencia era principalmente positiva.

    El programa de Estaciones de Esfuerzo Constante (CES) desarrollado en el Reino Unido emplea el método de capturas estandarizadas para controlar los cambios anuales en las poblaciones reproductoras de un serie de especies de passeriformes. El trampeo se realiza en doce sesiones repartidas a lo largo de toda la estación reproductora y la proporción de jóvenes capturados ofrece información sobre el éxito reproductor de cada temporada, mientras que las recapturas interanuales se utilizan para valorar la tasa de supervivencia. El proyecto se puso en marcha en 1981 y en la actualidad se cuenta con datos procedentes de más de 100 estaciones de anillamiento. Cada año este programa ofrece información detallada acerca de cambios poblacionales producidos a lo largo de una amplia zona geográfica.

    El programa de Estaciones de Esfuerzo Constante ha sido recomendado por EURING y ya ha sido puesto en marcha en Finlandia, Francia y otros países europeos.

    Ejemplos de cómo el Anillamiento Científico ha contribuido a Explicar Cambios producidos en Poblaciones de Aves Europeas

    Se ha comprobado que las variaciones en las tasas de supervivencia de la Garza Imperial Ardea purpurea, de la Cigüeña Blanca Ciconia ciconia, del Avión Zapador Riparia riparia y del Carricerín Común Acrocephalus schoenobaenus, están estrechamente relacionadas con la sequía de la región del Sahel en África Occidental. En los años que siguen a fuertes sequías en esta región, se censan menos aves en las áreas de cría y las tasas de supervivencia, obtenidas mediante el anillamiento científico, son mucho menores que las obtenidas en años con índices de precipitación normales. Las tendencias regresivas a largo plazo en las poblaciones europeas de estas especies se ven explicadas, al menos en parte, por la persistente sequía en África Occidental.

    Los datos de anillamiento han demostrado que las tasas de supervivencia de la Garza Real Ardea cinerea en Gran Bretaña están fuertemente relacionadas con las condiciones meteorológicas invernales. De igual modo, la Avefría Vanellus vanellus y el Estornino Sturnus vulgaris también sufren una alta mortalidad durante los inviernos fríos, aunque no es el caso del Herrerillo Común Parus caeruleus. Entender este tipo de patrones de mortalidad natural resulta fundamental para separarlos de aquellos que requieren acciones de conservación.

    En el caso de la Garza Real, la supervivencia de los jóvenes se ha visto incrementada tras el establecimiento de medidas legales de conservación y, probablemente, esto ha sido esencial para mantener las poblaciones británicas. De manera similar, se obtuvieron incrementos en las tasas de supervivencia de las poblaciones de Cernícalo Vulgar Falco tinnunculus, Busardo Ratonero Buteo buteo, Gavilán Común Accipiter nisus y Azor Común Accipiter gentilis tras promulgarse en Dinamarca en 1967, leyes para la protección de estas especies. Así, el anillamiento científico, que permite establecer las tasas de supervivencia, proporciona un medio para evaluar la efectividad de determinadas medidas legales.

    Otras situaciones, como la del aumento en la disponibilidad de hábitat palustre en los Países Bajos, modifican los hábitos migratorios de algunas aves (el Somormujo Lavanco Podiceps cristatus en este caso) y aumenta el número de aves invernantes, lo que reduce la mortalidad y mejora la reproducción. Sólo es posible obtener estos datos mediante el anillamiento científico.

    Estudios Intensivos de Poblaciones de Aves

    Los estudios intensivos de determinadas poblaciones de aves permiten obtener una visión muy detallada de los mecanismos que regulan los tamaños poblacionales en áreas relativamente reducidas. Los descubrimientos de este tipo de estudios (todos ellos utilizan el anillamiento como herramienta de trabajo) resultan, también, fundamentales para entender procesos a una escala más amplia.

    Además de proporcionar información fundamental sobre la biología de la reproducción, como edad de la primera reproducción, número de nidadas, tasas de poligamia, etc., mediante estudios intensivos se pueden llevar a cabo experimentos que permitan contrastar hipótesis acerca de algunos factores que afecten a las poblaciones. Aunque estos experimentos sólo pueden llevarse a cabo, por lo general, en áreas geográficas reducidas, ofrecen una interesante visión sobre algunos procesos generales de regulación poblacional extrapolables a regiones más amplias. De esta manera, mediante estudios intensivos se han conocido los siguientes patrones generales:

    • La mayor parte de las aves adultas permanecen en (especies sedentarias) o vuelven a (especies migradoras) los mismos lugares de reproducción. Las tasas de recaptura de aves adultas pueden, por tanto, ser utilizadas como medida de la tasa de supervivencia.
    • Las variaciones poblacionales en pequeños passeriformes están generalmente provocadas por cambios en las tasas de supervivencia o de reclutamiento en las poblaciones reproductoras más que por variaciones en el éxito reproductor.
    • La movilidad de las aves jóvenes es mayor que la de los adultos y sólo una pequeña parte de los jóvenes se incorpora a la población reproductora del área en la que nacieron. Las hembras jóvenes tienden a dispersarse más lejos que los machos jóvenes entre el lugar de nacimiento y el de su primera reproducción.
    • Muchas poblaciones cuentan con individuos no reproductores que sólo se emparejan si queda vacante alguno de los territorios establecidos. La presencia de estas aves "suplementarias" puede servir para estabilizar determinadas poblaciones.
    • La mayor parte de las aves muere antes de llegar a reproducirse. Sólo unos pocos individuos son capaces de sobrevivir y contribuyen así, de forma desproporcionada a las sucesivas generaciones. Por ejemplo, el 3% de los Herrerillos Comunes Parus caeruleus y el 6% de las Águilas Pescadoras Pandion haliaetus que nacen un año, son responsables de producir el 50% de todos los pollos de la siguiente generación.

    El Valor de las Recuperaciones Europeas en los Planes de Conservación. La caza de Aves Migradoras en Europa

    Los datos de recuperaciones de especies cinegéticas debidas a la caza resultan de gran importancia para la correcta gestión de sus poblaciones. De hecho, algunos estudios llevados a cabo en Estados Unidos con Ánade Azulón Anas platyrrhynchos muestran cómo este tipo de información permite el desarrollo del concepto de rutas de vuelo, que sigue siendo uno de los conceptos clave para la regulación de la caza de anátidas en Norteamérica.

    Los registros de aves anilladas que han sido cazadas se utilizan en complejos modelos analíticos que pretenden establecer si la caza es una causa añadida o compensatoria de la mortalidad natural. Por lo tanto, será de interés para cazadores, gestores y conservacionistas el apoyar tanto las campañas de anillamiento a gran escala cuanto el análisis de los datos almacenados en EURING.

    En el caso de aves migratorias, esto sólo puede lograrse mediante planes de gestión coordinados internacionalmente. La Comisión Europea, por ejemplo, ha impulsado recientemente el análisis de los datos de recuperación del Banco de EURING para valorar los efectos de la caza en Europa y África para una serie de especies migratorias. Los resultados indican un declive general en la frecuencia de recuperaciones comunicadas como ave cazada. La variación en la proporción de recuperaciones por caza permite establecer las regiones que soportan una mayor presión cinegética.

    La variación geográfica en las tasas de supervivencia para el Petirrojo Erithacus rubecula y el Zorzal Común Turdus philomelos está correlacionada con la presión cinegética soportada por esas poblaciones. Esto sugiere que, para estas dos especies, la caza supone una causa de mortalidad añadida a la mortalidad natural.

    Desplazamientos de las Aves Acuáticas en Europa Occidental debidos a Olas de Frío

    Los datos del Banco de EURING se utilizaron para valorar los desplazamientos de nueve especies de aves acuáticas europeas durante el período 1950-1986. Los resultados fueron que durante las olas de frío, aumentaban tanto el número de recuperaciones como las distancias recorridas, lo que sugiere que estas condiciones aumentan las tasas de mortalidad. Se comprobó que la tasa de recuperación del Porrón Común Aythia ferina era ocho veces superior durante estas olas de frío a la de los inviernos templados, y que esta y muchas otras especies abandonan en esas condiciones sus cuarteles de invernada tradicionales para buscar refugio en otras áreas. Por este motivo, se hace necesario incrementar la protección en estos lugares cuando el mal tiempo obliga a las aves a desplazarse más allá de su área de distribución normal.

    El Futuro Papel de EURING

    El gran número de Estados y Centrales de Anillamiento en Europa requiere, ahora más que nunca, un organismo de coordinación como EURING. Los logros de esta organización (véanse las páginas XX) representan una base sólida para el desarrollo y coordinación de una serie de estudios, esenciales para la protección a largo plazo de las aves europeas.

    Perspectivas para EURING

    Como se ha expuesto a lo largo de este folleto, el anillamiento científico tiene un enorme potencial en un gran número de campos de la investigación ornitológica. En este sentido, EURING promociona la colaboración y cooperación internacionales en todos los aspectos del anillamiento científico entre los Estados miembros. También fomenta el desarrollo de programas internacionales de investigación y presta apoyo a la creación y mantenimiento de nuevas Centrales de Anillamiento.

    Existen muchos convenios internacionales que obligan a los Estados firmantes a realizar seguimientos poblacionales así como a estudiar las migraciones de las aves. Los Estados miembros de la Unión Europea están, además, obligados a realizar seguimientos de las poblaciones de aves, utilizando el anillamiento científico para las especies migratorias (véase la página XX). Así, los objetivos futuros de EURING se basan en las responsabilidades adquiridas en los diferentes Convenios Internacionales sobre las poblaciones de aves europeas:

    1. Coordinación de los aspectos administrativos, metodológicos y técnicos del anillamiento científico en Europa y el desarrollo del Banco de Datos EURING. EURING seguirá fomentando el intercambio de ideas y datos, e incentivando la mejora de los niveles científicos y técnicos en toda Europa.
    2. La promoción, coordinación y puesta en marcha de proyectos de investigación internacionales, especialmente aquellos directamente relacionados con la conservación de las aves europeas. En estos casos, se requiere la colaboración directa entre EURING, la comunidad científica, representantes gubernamentales y organismos internacionales.

    En octubre de 1991 tuvo lugar en Sempach (Suiza) una reunión en la que participaron representantes de las Centrales de Anillamiento y algunos científicos, para discutir los objetivos futuros del anillamiento científico. En esta reunión se identificaron tres proyectos prioritarios de investigación en los que resulta fundamental la coordinación internacional (véanse los cuadros de estas páginas).

    Todos estos proyectos requieren la participación de un gran número de anilladores voluntarios, en un área geográfica muy extensa, y sería imposible de desarrollar por ornitólogos profesionales. Además, los tres proyectos resultan importantes para la conservación y para la investigación científica.

    La necesidad de la Financiación Internacional

    EURING se encuentra en una posición relevante para poder aportar soluciones a los problemas, cruciales pero difíciles, a los que se enfrentan conservacionistas y ornitólogos en toda Europa. A través de sus relaciones directas con las Centrales Nacionales de Anillamiento, EURING es capaz de movilizar un gran número de anilladores bien preparados, pero la capacidad de maniobra, para desarrollar un papel de coordinación más efectivo, está limitada por la falta de recursos económicos.

    Hasta ahora, EURING ha funcionado gracias al trabajo desarrollado por los representantes de las Centrales Nacionales de Anillamiento, y el soporte informático y el Director del Banco de Datos han sido proporcionados por el Instituto Holandés de Ecología. El creciente número de obligaciones de los convenios internacionales requieren una financiación importante y continuada procedente de una fuente con responsabilidades y poderes a nivel internacional del tipo de la Unión Europea.

    Lista de Publicaciones de EURING o basadas en datos del Banco de Datos EURING

    • Adriaensen, F. (1986) Differences in migratory behaviour between early and late brood nestlins of the Robin Erithacus rubecula. Ibis, 129: 263-267.
    • Adriaensen, F. (1987) The timing of Robin migration in Belgium as shown by ringing recoveries. Ringing & Migration, 8: 43-55.
    • Adriaensen, F.; Ulenaers, P. & Dhondt, A.A. (1993) Ringing recoveries and the increase in numbers of European Great Crested Grebes Podiceps cristatus. Ardea, 81: 59-70.
    • Bauer, H.G. & Kaiser, A. (1991) Herbstangdaten, Verweildauer, Mauser und Biometrie teilziehender Gartenbaumläufer (Certhia brachydactyla) in einem südwestdeutschen Rastgebiert. Vogelwarte, 36: 85-98.
    • Beintema, A.J. & Drost, N. (1987) Migration of the Black-tailed Godwit Gerfaut, 76: 37-62.
    • Beintema, A.J. & Müskens, G.J.D.M. (1981) Veranderingen in de trekgewoonten van de watersnip (Gallinago gallinago) in Europa en de invloed van de mens hierop. Rin-rapport 81/2. 82 p.
    • Berthold, P.; Querner, U. & Schlenker, R. (1990) Die Monschgrasmücke. Neue Brehm Bücherei nº 603 Ziemsen, Wittenberg Lutherstadt.
    • Christensen, H. & Sørensen, B.R. (1986) Erste Ergebnisse der Planberingung von Schwarzspechten (Dryocopus martius) in Jütland (Dänemark/Schleswig-Holstein), mit einer Übersicht über Fernfunde in Europa. Corax, 12: 54-57.
    • Dowsett, R.J.; Backhurst, G.C. & Oatley, T.B. (1988) Afrotropical ringing recoveries of Palearctic Migrants. 1. Passerines (Turdidae to Oriolidae). Tauraco, 1: 29-63.
    • Fliege, G. (1984) Das Zugverhalten des Stars (Sturnus vulgaris) in europa: Eine Analyse der Ringfunde. Journal für Ornithologie, 125: 393-446.
    • Franz, D. (1993) Wescheln einzelen Beutelmeisen (Remiz p. pendulinus) ihre Zugwege und Winterquartiere? Vogelwarte, 37: 26-31.
    • Glutz von Blotzheim, U.N. & Bauer, K.M. (1985 ff) Handbuch der Vögel Mitteleuropas. Aula, Wiesbaden.
    • Goodman, S.M. & Meininger, P.L. (1989) The birds of Egypt. Oxford University Press, Oxford.
    • Haverschmidt, F. (1978) Die Trauerseeschwalbe. Neue Brehm Bucherei nº 508. Ziemsen, Wittenberg Lutherstadt.
    • Henderson, I.G.; Peach, W.J. & Baillie, S.R. (1993) The hunting of Snipe and Woodcock in Europe: A ringing recovery analysis. BTO Research Report Nº 115, 57 p.
    • Imboden, C. (1974) Zug, Fremdansiedlung und Brutperiode des Kiebitz Vanellus vanellus in Europa. Ornithologies Beobachungen, 71: 5-134.
    • Kania, W. (1992) Safety of catching adult European birds at the nest. Ringers? opinions. The Ring, 14: 5-50.
    • Keith, S.; Urban, E.K. & Fry, C.H. (1992) The Birds of Africa. Vol. IV. Academic Press, London.
    • Koskimies, P. & Saurola, P. (1988) The EURING Acroproject in Finland in 1986. Lintumies, 23: 171-175.
    • De Kroon, G.H.J. (1984) Zug und Winetrvorkommen der Wasserralle (Rallus aquaticus) in europa. Beitr. Vogelkunde Jena, 30: 97-110.
    • Lambeck, G.H.D. & Wessel, E.G.J. (1993) A note on Oystercatchers from the Varangerfjord, NE Norway. Wader Study Group Bulletin, 67: 74-79.
    • McCulloh, M.N.; Tucker, G.M. & Baillie, S.R. (1992) The hunting of migratory birds in Europe: A ringing recovery analysis. Ibis134 suppl., 1: 55-65.
    • Meininger, P.L. & Slob, G.J. (1983) Voorkomen van de Bonte Kraai Corvus corone in het Deltagebied in 1973-82. Limosa, 56: 243-247.
    • Møller, A.P. (1981) The migration of European Sandwich Terns Sterna s. sandvicensis. Vogelwarte, 31: 74-94, 149-168.
    • Møller, A.P. (1983) Time of breeding, causes of recovery and survival of European Sandwich Terns Sterna s. sandvicensis. Vogelwarte, 32: 123-141.
    • Nikolaus, G. & Backhurst, G.C. (1982) First ringing report for the Sudan. Scopus, 6: 77-90.
    • Oldén, B.; Peterz, M. & Kollberg, B. (1985) Seabird mortality in the gill-net fishing, southeast Kattegat, south Sweden. Anser, 24:159-180.
    • Ölschlegel, H. (1985) Die Bachstelze. Neue Brehm Bucherei nº 571. Ziemsen, Wittenberg Lutherstadt.
    • Perdeck, A.C. (1982) Bird-ringing in Europe. Endeauvour, New Series, 6: 27-34.
    • Perdeck, A.C. & Clason, (1980) Some results of waterfowl ringing in Europe. IWRB Spec. Publ. Nº 1. Slimbridge, UK. 21 p.
    • Peterz, M & Oldén, B. (1987) Origin and mortality of Guillemots Uria aalge on the Swedish west coast. Seabird, 10: 22-27.
    • Ridgill, S.C. & Fox, A.D. (1990) Cold weather movements of waterfowl in western Europe. IWRB Spec. Publ. Nº 13. Slimbridge, UK. 87 p.
    • Schulz, H. (1988) Weisstorchzug. WWF Umweltforschung, 3
    • Stowe, T.J. & Becker, D. (1992) Status and conservation of Corncrakes Crex crex outside the breeding grounds. Tauraco, 2: 1-23.
    • Thonnérieux, Y. (1986) Commentaires sur quelques migrateurs paleárctiques du Burkina Faso à travers les reprises de bagues. Cyanopica, 3: 653-673.
    • Tree, A.J. (1987) Ringing recoveries and migration of the Greenshank between Europe and Africa. Safring News, 16: 51-66.
    • Valera, F.; Rey, P.; Sánchez-Lafuente, A.M. & Muñoz-Cobo, J. (1993) Expansion of Penduline Tit (Remiz pendulinus) though migration and wintering. Journal für Ornithologie, 134: 273-282.
    • de Wijs, R.W.J.R. (1985) Herkomst en leeftijd van Zeekoeten Uria aalge in Nederland. Limosa, 58: 61-64.
    • Zink, G. (1973, 1975, 1981, 1985) Der Zug europäischer Singvögel, ein Atlas der Wiederfunde beringter Vögel. Vogelzug-Verlag, Möggingen.

    Direcciones de las Centrales de Anillamiento Miembros de EURING

    La dirección de EURING, donde se puede obtener más información así como las normas para la consulta de datos del Banco de Datos EURING, es la siguiente:

    EURING Data Bank

    Netherlands Institute of Ecology

    P.O. Box 40

    NL-6666ZG Heteren (Holanda)

    Alemania: Vogelwarte Radolfzell, Schloss Mögingen, D-78315 Radolfzell

    Institut für Vogelforschung, "Vogelwarte Helgoland", An der Vogelwarte 21, D-26386 Wilhelmshaven

    Vogelwarte Hiddensee, Beringungsbüro, Wampener Str., D-17498 Neuenkirchen

    Bélgica: Royal Belgian Institute for Natural Sciences, Vutierstraat 29, B-1040 Bruxelles

    Bulgaria: Bulgarian Ornithological Centre, Institute of Zoology, Boul. Tzar Osvoboditel 1, 1000 Sofía

    Croacia: Institute of Ornithology, Ilirski trg 9/II, Zagreb 41000

    Chipre: Bird Ringing Centre, Kanaris Street 4, Strovolos 154

    Dinamarca: Bird Ringing Office, Universitetsparken 15, DK-2100 Copenague

    National Environm. Research Institute, Kalø, Grenåvej 12, DK-8410 Rønde

    Eslovenia: Bird ringing Centre, Slovene Museum of Natural History, PreTernova 20, P.O. Box 290, SLO-61101 Ljubljana

    España: Oficina de Anillamiento, Dirección General de Medio Natural y Política Forestal (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino), Ríos Rosas 24, 28003 MADRID

    Centro de Migración de Aves (SEO/BirdLife), Ctra. de Húmera, 63-1, E-28224 Pozuelo (Madrid)

    Sociedad de Ciencias Aranzadi, Museo San Telmo, E-20003 Donostia/San Sebastián

    Estonia: Bird Ringing Centre, Matsalu Estate Nature Reserve, EE-3190 Lihula

    Finlandia: Ringing Centre, Finnish Museum of Natural History, P.O. Box 17, FIN-00014 University of Helsinki

    Francia: C.R.B.P.O., 55 rue Buffon, F-75005 París

    Grecia: Hellenic Bird Ringing Centre, P.O. Box 20006, GR-11810 Atenas

    Hellenic Ringing Scheme, Hellenic Ornithological Society, P.O. Box 64052, GR-15701 Zographos

    Holanda: Vogeltrekstation "Arnhem", P.O. Box 40, NL-6666 ZG Heteren

    Hungría: Hungarian Bird Ringing Centre, Költö u. 21, H-1121 Budapest

    Islandia: Icelandic Bird Ringing Scheme, P.O. Box 5320, IS-125 Reykjavík

    Italia: Istituto Nazionale per la Fauna Selvatica, Via Ca? Fornacetta 9, I-40064 Ozzano Emilia (Bologna)

    Letonia: Ringing Centre, Institute of Biology, 3 Miera street, LV-2169 Salaspils

    Lituania: Bird Ringing Centre, Zoological Museum, Laisves al. 106, LT-3000 Kaunas

    Malta: Bird Ringing Scheme, Malta Ornithological Society, P.O. Box 498, Valletta, CMR 01

    Noruega: Stavanger Museum, Bird Ringing Centre, N-4005 Stavanger

    Polonia: Polska Akademia Nauk, Stacja Ornitologiczna, Gorki Wschodnie, PL-80-680 Gdansk 40

    Portugal: Bird Ringing Centre/CEMPA, Rua Filipe Folque 46-3º, P-1000 Lisboa

    Reino Unido: British Trust for Ornithology, The Nunnery, Thetford, Norfolk IP24 2PU

    The Channel Islands Bird Ringing Scheme, Société Jersiaise, 7 Pier Road, St. Helier, Jersey, C.I.

    Repúblicas Checa y Eslovaca: Bird Ringing Centre, Hornomecholupska 34, Praga 10200, República Checa

    República de Irlanda: British Trust for Ornithology, The Nunnery, Thetford, Norfolk IP24 2PU

    Rumania: Centrala Ornitologica Romana, Bd. Ion Ionescu de la Brad 8, Bucarest I

    Rusia: Centre of Ringing and Marking Birds, Leninskyi prospekt 86-310, 117313 Moscú

    Suecia: Museum of Natural History, Bird Ringing Centre, P.O. Box 50007, S-10405 Estocolmo

    Suiza: Schweizerische Vogelwarte, CH-6204 Sempach

    El anillamiento de Aves: herramienta científica y de Gestión Ambiental

Novedades

imagen Destacamos

Listas patrón

El MITECO revisa y actualiza la Lista Patrón de las especies silvestres presentes en España

+info
portada del Protocolo de Nagoya

Preguntas frecuentes...

Acceso a los recursos genéticos y reparto de beneficios

+info

Accesos directos

Actualización de la lista de lugares de importancia comunitaria de la región biogeográfica macaronésica
Acceso al Banco de Datos de la Naturaleza
Actividades del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA)
No existen resultados con los criterios de búsqueda