Montes y Aserradero de Valsaín: flora y vegetación

Peñalara y Pinar de Valsaín [Fotografía: A. Moreno]
Los montes Matas y Pinar de Valsaín han sido objeto de estudio desde antiguo por su reconocida importancia natural e histórica, su riqueza florística y su proximidad a dos núcleos importantes de población como Segovia y Madrid.

El catálogo completo de la flora vascular de los montes Matas y Pinar de Valsaín asciende a 867 taxones (especies y subespecies). A estos hay que sumar 69 especies alóctonas, en la mayoría de los casos ligadas a ambientes urbanos, cerca de las casas y jardines, aparcamientos, etc. En general la mayor parte de estas especies se encuentran en un área reducida dentro del monte; en algunos casos encontramos ejemplares naturalizados, pero en cualquier caso no se han detectado problemas relacionados con un aumento de sus efectivos, por lo que en general y hasta la actualidad, no representan un peligro para la flora autóctona.

La variabilidad del medio físico que comprende los montes Matas y Pinar de Valsaín se traduce en una gran variedad de ambientes que a su vez da como resultado una importante diversidad de la flora y fauna en ellos presente. Así en pocos kilómetros se pasa de las cumbres a más de 2000 metros de altitud a los fondos de valle situados a poco más de 1000 metros. Las precipitaciones varían desde 1500 mm en las zonas altas a apenas 900 mm en las zonas bajas. La orientación de las laderas, unas de solana y otras de umbría, las características del suelo, generalmente menos desarrollado en las zonas altas y más profundas en los fondeos de valle, generan una amplia diversidad de ambientes que proporcionan hábitats a especies con muy distintas exigencias.

En estos montes se encuentra una amplia diversidad de hábitats naturales que van desde los robledales del fondo del valle hasta los pastizales de las cumbres, pasando por los pinares que ocupan la mayor parte del territorio, los roquedos y canchales, las turberas, las riberas de los ríos, ríos y arroyos, las acebedas, etc. Esta diversidad permite que coexistan en el mismo valle especies vegetales de alta montaña y especies típicas del monte mediterráneo; igualmente la fauna realizando movimientos altitudinales aprovecha los distintos ambientes según las épocas.
Pinar con rebollos en primer plano [Fotografía: A. Moreno]
Las principales formaciones vegetales en los Montes Matas y Pinar de Valsaín, son:
  • Pinares de Pinus sylvestris: es la formación vegetal más extendida en los montes. Ocupa desde los 1200 m hasta más arriba de los 2000 m, que es la cota supraforestal de la zona. En las cotas inferiores a los 1400 m presenta ocasionamente un sotobosque de rebollo (Quercus pyrenaica). El pino silvestre puede alcanzar alturas medias  de 25 m  y en buenas localizaciones sobrepasa los 30 m de altura llegando puntualmente a sobrepasar los 40 m. En solanas las alturas, los volúmenes de copas y las esbelteces son menores que en umbría. El sotobosque acompañante está compuesto, principalmente, por Genista florida (retama), Juniperus communis (jabino o enebro), Cytisus balansae (piorno, sinonimia de Cytisus purgans), Rosa sp. y Rubus sp. (zarzas), en los claros abiertos en medio del pinar. En las partes altas el sotobosque es de jabino, piorno, cambrón o cambroño (Adenocarpus hispanicus) y arándano (Vaccinium myrtillus), mientras que en las partes bajas, además de las retamas o escobas en zonas asolanadas (Genista florida, Cytisus scoparius) aparecen las madreselvas (Lonicera peryclimenum, L. xylosteum), serbales (Sorbus aucuparia), majuelos (Crataegus monogyna), endrinos (Prunus spinosa), brezo (Erica arborea), avellanos (Corylus avellana), cerezos (Prunus avium) y acebos (Ilex aquifolium), especialmente en zonas más umbrosas, húmedas y frescas.
  • Robledales de Quercus pyrenaica: el roble melojo o rebollo ocupa las cotas bajas de los  montes, en un rango altitudinal de entre los 1000 m y los 1400, donde su presencia parece limitada por las nevadas tardías y tempranas, que sorprenden al rebollo con la hoja verde, y por lo tanto más difícilmente desprendible, y lo tronchan, especialmente, claro está, en ejemplares jóvenes. La situación más usual de esta especie es la de monte bajo, en ambos montes. La vegetación del sotobosque de los rebollares está compuesta fundamentalmente por la estepa (Cistus laurifolius), endrino, espino negro (Rhamnus cathartica), aligustre (Ligustrum vulgare), madreselva, escobas, majuelo, rosa y codeso.
  • Encinares de Quercus ilex: formación arbolada que ocupa dos pequeñas áreas de los montes, una entre los 1300 y los 1350 metros en las laderas de Cabeza Grande y otra al norte del Cerro Matabueyes entre los 1180 y los 1225 metros de altitud. El sotobosque está compuesto por especies típicas como Cistus laurifolius, Halimium umbellatum, Thymus mastichina, Thymus vulgaris, Santolina rosmarinifolia, Lavandula stoechas ssp. pedunculata y Helycrysum stoechas
  • Cervunales: (normalmente por encima de las cotas de 1300 y 1400m, y sobre todo por encima de la cota del pinar), compuestos por la hierba cervuna Nardus stricta, y como especies acompañantes Festuca rubra, F. indigesta, Anthoxanthum odoratum, Lotus corniculatus, Trifolium pratense y Trifolium repens, de gran producción pero de baja calidad bromatológica, bastante frecuentados por la fauna silvestre, el ganado caballar y menos por el vacuno, en la época estival, que es cuando no están encharcados y aún permanecen verdes frente al resto de los pastizales de sus altitudes, ya agostados.
  • Majadales montanos: pasto continuo, desarrollado sobre suelos con pocas disponibilidades hídricas y a alturas entre los 1100 y los 1300 m. Frecuentemente en claros del robledal y del pinar. Moderadamente pastado por ganado vacuno y caballar. Las especies más frecuentes son Festuca elegans, F. ampla, Bromus rigidus, B. hordaceus, B. diandus, Poa bulbosa, Aira praecox, Lolium perenne, Lotus corniculatus, Medicago sativa, Ornithopus perpusillus, Phleum pratense, Plantago lanceolata, Trifolium strictum y T. campestre.
  • Majadal siliceo: pasto continuo, a veces con claros, sobre suelos con sequía estival (agostante, por tanto), muy pastado, sobre todo por ganado ovino y también por vacuno. Uno de los pastizales de mayor calidad bromatológica y de mejores características para el pastoreo. Se puede ver en el monte Matas sobre todo, aunque tampoco es infrecuente encontrarlo en las navas del monte  Pinar. Especies típicas de estos majadales son Poa bulbosa, Trifolium subterraneum, Bromus hordaceus, Lupinus angustifolius, Eryngium tenue, Ornithopus compressus, Medicago rigidula y Vulpia bromoides.
  • Vallicar: por acotamiento de los majadales suele formarse este pastizal, desarrollado, muy propio de zonas de cotas bajas, en suelos con algo de humedad, excepto en verano, en que se llega a agostar. Las especies más frecuentes en esta formación son Vulpia bromoides, Ornithopus compressus, Holcus lanatus, Aira praecox, Arrenatherum album, A. elatius, Briza media, Bromas hordaceus, Cynosorus echinatus, Dactilys glomerata y Trifolium striatum. Los anteriores pastizales siempre aparecen salpicados por leñosas espinosas: Rosa sp., Crataegus monogyna, Prunus spinosa, si están muy pastoreados, y a veces por arbustos inermes, sobre todo por estepa, pero también por la escoba negra (Cytisus scoparius) o la retama (Genista florida) .
  • Piornales: en el piso supraforestal, aparecen grandes extensiones de matas almohadilladas de piorno (Cytisus balansae) frecuentemente en compañía de enebro rastrero (Juniperus communis var. nana o var. hemisphaerica), brezo (Erica arborea) y cambrón (Adenocarpus hispanicus).
  • Enebrales rastreros: presentan la misma composición que los anteriores, pero dominan el jabino sobre el resto.
  • Brezales: en los que domina, de entre las cuatro especies citadas, el brezo blanco (Erica arborea). 
  • Cambroñales: donde la especie que domina es el cambroño.

Muy localmente aparecen avellanadas puras o casi puras, acebedas, siempre como sotobosque del pinar, bosques de ribera con Salix sp., Rhamnus catártica, Frangula alnus, Crataegus monogyna, fresnedas de Fraxinus angustifolia. También aparece en alguna ocasión el pinar con sotobosque de guindos (Prunus avium) y algún pequeño bosquete de álamo temblón (Populus tremula).
No existen resultados con los criterios de búsqueda

Introducción general al uso de cookies en el portal MITECO.gob.es

Las cookies son archivos que se pueden descargar en su equipo a través de las páginas web. Son herramientas que tienen un papel esencial para la prestación de numerosos servicios de la sociedad de la información. Entre otros, permiten a una página web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información obtenida, se pueden utilizar para reconocer al usuario y mejorar el servicio ofrecido.

Tipos de cookies

Según quien sea la entidad que gestione el dominio desde donde se envían las cookies y trate los datos que se obtengan se pueden distinguir dos tipos: cookies propias y cookies de terceros .

Existe también una segunda clasificación según el plazo de tiempo que permanecen almacenadas en el navegador del cliente, pudiendo tratarse de cookies de sesión o cookies persistentes .

Por último, existe otra clasificación con cinco tipos de cookies según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos: cookies técnicas, cookies de personalización, cookies de análisis, cookies publicitarias y cookies de publicidad comportamental .

Para más información a este respecto puede consultar la Guía sobre el uso de las cookies de la Agencia Española de Protección de Datos

Cookies utilizadas en la web

El portal web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico utiliza Google Analytics, esta es una herramienta de analítica que ayuda a los sitios web y a los propietarios de aplicaciones a entender el modo en que sus visitantes interactúan con sus propiedades. Se utilizan un conjunto de cookies para recopilar información e informar de las estadísticas de uso de los sitios web sin identificar personalmente a los visitantes de Google. Más información sobre las cookies de Google Analytics e información sobre la privacidad. Estas cookies que se pueden rechazar o aceptar ya que no interfieren en el funcionamiento del portal pero sirven de gran ayuda aportando Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de este portal.

Por último, se descarga una cookie de tipo técnico denominada cookie-compliance, propia, de tipo técnico y de sesión. Gestiona el consentimiento del usuario ante el uso de las cookies en la página web, con el objeto de recordar aquellos usuarios que las han aceptado y aquellos que no, de modo que a los primeros no se les muestre información en la parte superior de la página al respecto. Esta cookie es de obligada utilización para el funcionamiento correcto del portal.

Aceptación / Rechazo de la Política de cookies

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico permite la aceptación o rechazo de las cookies no esenciales para el funcionamiento del portal. Para ello una vez que el usuario acceda al portal se mostrará un mensaje en la parte central con información de la política de cookies y las siguientes opciones: 

  • Aceptar cookies: Si el usuario pulsa este botón, se aceptarán los cookies no obligatorias y no se volverá a visualizar este aviso al acceder a cualquier página del portal.
  • Configurar cookies: Si el usuario pulsa sobre el botón de configurar, se accederá a una segunda ventana modal donde se podrá configurar que cookies aceptar. Esta segunda ventana explica las cookies utilizadas en la actualidad y permite la selección o rechazo de las cookies no obligatorias. Una vez finalizada la selección se deberá presionar al botón Guardar configuración.

Cómo modificar la configuración de las cookies

Usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico o cualquier otra página web, utilizando su navegador. En cada navegador la operativa es diferente, la función de 'Ayuda" le mostrará cómo hacerlo.