Según un estudio de la Universidad del País Vasco, la conciencia ambiental se desarrolla desde niño y está muy relacionada con las emociones

    Universidad del País Vasco

    Julio 2013

    Un estudio llevado a cabo por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) con niños y niñas menores de ocho años indica que estos desarrollan a edades tempranas la conciencia que les lleva a proteger el medio ambiente. No aceptan, por ejemplo, pisar una flor, ya que lo consideran un comportamiento más reprobable que romper ciertas normas sociales.

    El investigador de la UPV/EHU José Domingo Villarroel, profesor de la escuela de Magisterio de Bilbao, ha entrevistado a 118 niños y niñas de 4 a 7 años de los colegios públicos vascos de Plentzia, Urduliz y Sopelana para estudiar cuándo desarrollan la capacidad de diferenciar los seres vivos de los que no lo son y la sensibilidad medioambiental.

    Las entrevistas se realizaron en dos partes. En la primera se les mostraba ocho fotografías, cuatro de primeros planos de seres vivos (un perro, un pájaro, un árbol y una flor) y otras cuatro de entes inanimados (el sol, las nubes, un coche y una moto), con el objetivo de analizar la capacidad de niños y niñas para diferenciar los seres vivos de los que no lo son.

    Las imágenes utilizadas en la segunda parte de la entrevista representaban comportamientos inadecuados seleccionados de libros infantiles. Esos malos comportamientos se podrían clasificar en tres grupos: los que influyen negativamente en el bienestar del otro (quitar bienes y utilizar la violencia con los amigos), los que no se adecuan a las reglas sociales (sacarse los mocos con los dedos y comer de forma descuidada), y los que perjudican a las plantas (pisar una flor y grabar dibujos con una navaja en el tronco de un árbol). De esta manera, se situaba a los niños y niñas ante el dilema de elegir el peor de dos comportamientos malos: "romper las normas sociales o influir en el bienestar de los otros", y "romper las normas sociales o hacer daño a las plantas".

    En opinión del investigador, las respuestas han sido "las esperadas" en la primera parte. De hecho, muchos niños y niñas, y especialmente los de menor edad, no son capaces de diferenciar los seres vivos de los inanimados. Por ejemplo, "les cuesta mucho entender que un árbol es un ser vivo, y, sin embargo, tienden a creer que los coches y las motos tienen vida", señala Villarroel. "Por lo visto, relacionan a los seres vivos con el movimiento".

    En la segunda parte, los resultados han resultado "más llamativos". Al parecer, los niños y niñas creen que perjudicar a otro niño o a las plantas es más reprobable que romper las normas sociales, "también en los casos en los que piensan que las plantas no son seres vivos. Es decir, no saben con certeza si la flor es un ser vivo o no, pero les parece mucho peor pisarla que tomar la sopa de manera inadecuada o meterse los dedos en la nariz". Según Villarroel, esa paradoja sugiere que la sensibilidad para con los demás "se desarrolla en edades tempanas", y que el desarrollo del pensamiento moral "está relacionado con el mundo afectivo, es decir, con aquello que reciben de padres y educadores, y no tanto con la lógica y lo racional".

    El autor indica que hay dos enfoques principales que tratan de explicar el desarrollo del pensamiento moral: uno mantiene que está relacionado con la capacidad lógica; y otro, sin embargo, lo relaciona con las emociones y el mundo afectivo. Los resultados de este estudio refuerzan el segundo enfoque.

    La investigación ha sido publicada en la revista científica SpringerPlus (Open Access), bajo el título "Environmental judgment in early childhood and its relationship with the understanding of the concept of living beings".

    Información y fuente:  Universidad del País Vasco (UPV/EHU)

Accesos directos

Iniciativas de Educación Ambiental de otras unidades del Ministerio
Guía de recursos de la Educación Ambiental
Acceso directo a Centro de Documentación [Foto: Ojo lince ibérico - J.M. Pérez de Ayala]
Mariposa isabelina [A. Moreno Rodríguez]
Acceso directo a recursos
Acceso directo a mini-portales temáticos del CENEAM
No existen resultados con los criterios de búsqueda

Introducción general al uso de cookies en el portal MITECO.gob.es

Las cookies son archivos que se pueden descargar en su equipo a través de las páginas web. Son herramientas que tienen un papel esencial para la prestación de numerosos servicios de la sociedad de la información. Entre otros, permiten a una página web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información obtenida, se pueden utilizar para reconocer al usuario y mejorar el servicio ofrecido.

Tipos de cookies

Según quien sea la entidad que gestione el dominio desde donde se envían las cookies y trate los datos que se obtengan se pueden distinguir dos tipos: cookies propias y cookies de terceros .

Existe también una segunda clasificación según el plazo de tiempo que permanecen almacenadas en el navegador del cliente, pudiendo tratarse de cookies de sesión o cookies persistentes .

Por último, existe otra clasificación con cinco tipos de cookies según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos: cookies técnicas, cookies de personalización, cookies de análisis, cookies publicitarias y cookies de publicidad comportamental .

Para más información a este respecto puede consultar la Guía sobre el uso de las cookies de la Agencia Española de Protección de Datos

Cookies utilizadas en la web

El portal web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico utiliza Google Analytics, esta es una herramienta de analítica que ayuda a los sitios web y a los propietarios de aplicaciones a entender el modo en que sus visitantes interactúan con sus propiedades. Se utilizan un conjunto de cookies para recopilar información e informar de las estadísticas de uso de los sitios web sin identificar personalmente a los visitantes de Google. Más información sobre las cookies de Google Analytics e información sobre la privacidad. Estas cookies que se pueden rechazar o aceptar ya que no interfieren en el funcionamiento del portal pero sirven de gran ayuda aportando Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de este portal.

Por último, se descarga una cookie de tipo técnico denominada cookie-compliance, propia, de tipo técnico y de sesión. Gestiona el consentimiento del usuario ante el uso de las cookies en la página web, con el objeto de recordar aquellos usuarios que las han aceptado y aquellos que no, de modo que a los primeros no se les muestre información en la parte superior de la página al respecto. Esta cookie es de obligada utilización para el funcionamiento correcto del portal.

Aceptación / Rechazo de la Política de cookies

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico permite la aceptación o rechazo de las cookies no esenciales para el funcionamiento del portal. Para ello una vez que el usuario acceda al portal se mostrará un mensaje en la parte central con información de la política de cookies y las siguientes opciones: 

  • Aceptar cookies: Si el usuario pulsa este botón, se aceptarán los cookies no obligatorias y no se volverá a visualizar este aviso al acceder a cualquier página del portal.
  • Configurar cookies: Si el usuario pulsa sobre el botón de configurar, se accederá a una segunda ventana modal donde se podrá configurar que cookies aceptar. Esta segunda ventana explica las cookies utilizadas en la actualidad y permite la selección o rechazo de las cookies no obligatorias. Una vez finalizada la selección se deberá presionar al botón Guardar configuración.

Cómo modificar la configuración de las cookies

Usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico o cualquier otra página web, utilizando su navegador. En cada navegador la operativa es diferente, la función de 'Ayuda" le mostrará cómo hacerlo.