Liquencity, un proyecto de ciencia ciudadana que relaciona los líquenes con la calidad del aire

Liquencity
Diciembre 2018

Coordinado por GBIF España, el CREAF, el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid y el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC), con la colaboración del Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio-UB) y de la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, LiquenCity pretende averiguar cuál es la diversidad de líquenes que viven en los árboles de Madrid y Barcelona y relacionarlo con la calidad del aire. Este proyecto se está desarrollando durante el curso escolar 2018-2019 y busca la participación de los habitantes de las dos ciudades que, junto con la colaboración de un equipo de expertos/as liquenólogos/as, identificarán los líquenes que viven en ellas.

La ciencia ciudadana permite a la sociedad avanzar en una mejor comprensión del entorno, de los servicios ecosistémicos o de los riesgos ambientales, y a menudo conlleva una mayor implicación en la conservación del entorno y la mejora de la salud ambiental por parte de los ciudadanos. Beneficia, por ello, tanto al colectivo científico como a la ciudadanía.

La contaminación atmosférica es uno de los mayores problemas para la salud de los habitantes de las grandes ciudades. A pesar de ello, la percepción del problema no es general entre la ciudadanía. A menudo no se entienden las medidas tomadas para mitigar los niveles excesivos de ciertos contaminantes. Por ello, proyectos que fomenten la participación de los jóvenes, aportando conocimiento, tomando decisiones y pensando formas de cambiar nuestros hábitos, son claves para hacer una transición real hacia ciudades más sostenibles y saludables.

A esta iniciativa se han sumado en Madrid más de 30 centros educativos de E.S.O. y Bachillerato de Ciencias, y se llama a la participación de colectivos, ciudadanos particulares, asociaciones, centros de educación ambiental, etc. de Barcelona y Madrid para que contribuyan con sus observaciones a este proyecto.

Los líquenes son buenos bioindicadores, ya que son muy sensibles a los cambios ambientales en general y a los niveles de contaminación atmosférica en particular. Esto los hace especialmente adecuados para que la ciencia los utilice para medir este tipo de contaminación.

Gracias a la participación ciudadana, en 2019 se tendrá la información necesaria para realizar mapas de la contaminación atmosférica de Madrid y Barcelona basados en la diversidad de líquenes que viven en nuestros árboles urbanos. Con estos resultados se podrán dar recomendaciones que pueden ser implantadas en los planes de uso y gestión de ambas ciudades y tomar medidas que mitiguen los niveles de ciertos contaminantes.

Además, se obtendrá un inventario detallado de las comunidades liquénicas de nuestras ciudades que, posteriormente, será publicado en GBIF, la Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad, con el objetivo de que sean útiles para otros estudios de investigación (ciencia ciudadana).

Si la experiencia se replica en el tiempo en ambas ciudades, se podrá monitorizar el cambio en las comunidades liquénicas y ver si las medidas adoptadas para mitigar la contaminación atmosférica son efectivas.

Información y fuente: LiquenCity
No existen resultados con los criterios de búsqueda