• Inicio
  • Red de Parques Nacionales

Investigando y conociendo: Plagas, procesionaria del pino

Investigando y conociendo: Plagas, procesionaria del pino

Interacción planta-herbívoro y dinámica poblacional de la procesionaria del pino en el Parque Nacional de Sierra Nevada en el marco del cambio global

El clima, la calidad de la planta como alimento, y los depredadores y patógenos son las explicaciones más usuales a las que se atribuye la dinámica cíclica de una población animal. Más que averiguar cuál de ellas es cierta o encontrar una explicación general para todas las poblaciones cíclicas, la tendencia actual es entender qué peso tiene cada una de ellas en los distintos sistemas que pueden ser objeto de análisis.

El presente estudio se centra en los efectos que estas variables ejercen sobre la dinámica poblacional de la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa, Lepidoptera: Notodontidae), en combinación con la expansión -debida posiblemente al incremento de temperaturas- que la especie está experimentando. El estudio se llevó a cabo en el Parque Nacional de Sierra Nevada y su entorno, que ofrece una inmejorable oportunidad para estudiar estos fenómenos, gracias a sus abundantes pinares, naturales y repoblados, y a su gradiente altitudinal, que permite estudiar los movimientos de la procesionaria en una escala manejable.

El estudio ha permitido determinar que la defoliación previa de los pinos no parece constituir un factor relevante en el colapso de las erupciones poblacionales; en cambio, el microhábitat en el que se entierran para pupar determina en gran medida tanto la tasa de emergencia de mariposas como su fenología. Los resultados obtenidos apuntan a que, entre los factores bióticos, los depredadores y parasitoides representan un factor de mayor entidad que la respuesta inducida en la planta tras la defoliación y que los factores abióticos (en concreto la NAO y sus efectos climáticos asociados) desempeñan también un importante papel, mayor cuanto mayor es la altitud a la que se sitúa el pinar, en la dinámica poblacional de la procesionaria.

Los autores sugieren que el control de la procesionaria debe pasar más por una gestión adecuada de los pinares -que contribuyan a hacerlos más resistentes a la procesionaria- que por medidas paliativas de tipo fumigación, ya que éstas no se muestran efectivas frente a la dinámica de la mariposa, además de ser menos adecuadas en el marco de un espacio protegido. Incrementar la diversidad de las repoblaciones favoreciendo a especies de frondosas, reducir las zonas de suelo desnudo -por ejemplo, mediante la promoción de los matorrales-, y ayudar a los enemigos naturales de la procesionaria, pueden ser medidas eficaces.


No existen resultados con los criterios de búsqueda