Década de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible

En esta página

    LA ASAMBLEA GENERAL

    Recordando el capítulo 36 del Programa 21 relativo al fomento de la educación, la capacitación y la toma de conciencia, aprobado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro (Brasil) en 1992(1).

    Reafirmando el objetivo de desarrollo acordado a nivel internacional de lograr la educación primaria universal, en particular que, para el año 2015, los niños y las niñas de todo el mundo puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria.

    Expresando su reconocimiento por la contribución hecha por la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible al tratamiento de la cuestión de la educación para el desarrollo sostenible desde la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo.

    Acogiendo complacida el hecho de que el Plan de Aplicación de las Decisiones de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible ("Plan de Aplicación de Johannesburgo") se haya confirmado la importancia de la educación para el desarrollo sostenible y recomendado que la Asamblea General considerase la posibilidad de proclamar un decenio de la educación para el desarrollo sostenible a partir de 2005(2).

    Subrayando que la educación es un elemento indispensable para alcanzar el desarrollo sostenible.

    1. Decide proclamar el período de diez años que comienza el 1º de enero de 2005 Década de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible.
    2. Designa a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) organismo rector de la promoción de la Década y le pide que prepare un proyecto de plan de aplicación internacional, en el que se aclare la relación de la Década con los proyectos educacionales en curso, en particular el Marco de Acción de Dakar aprobado en el Foro Mundial sobre la Educación(3) y el Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización(4) en consulta con las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales competentes, gobiernos, organizaciones no gubernamentales y otras entidades interesadas, con miras a presentar recomendaciones a los gobiernos sobre la forma de promover y mejorar la integración de la educación para el desarrollo sostenible en sus respectivos planes de acción y estrategias en materia de educación al nivel apropiado.
    3. Invita a los gobiernos a que consideren incluir medidas para aplicar la Década en sus respectivos planes de acción y estrategias en materia de educación a más tardar para el año 2005, teniendo en cuenta el plan de aplicación internacional que ha de preparar la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
    4. Decide incluir en el programa provisional de su quincuagésimo octavo periodo de sesiones un tema titulado "Década de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible".

    NOTAS:

    (1) Véase ONU, Informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. Río de Janeiro, 3 al 14 de Junio de 1992. Vol 1: Resoluciones aprobadas por la Conferencia, resolución 1, anexo II.
    (2) Véase ONU, Informe de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, Johannesburgo (Sudáfrica), 26 de agosto a 4 de septiembre de 2002. Cap. 1, resolución 2, anexo.
    (3) Véase UNESCO, Informe Final del Foro Mundial sobre la Educación, Dakar (Senegal), 26 a 28 de abril de 2000 (París, 2000).
    (4) Véase Resolución 56/116

     

    Más información:

    http://www.unesco.org/education/index.shtml

    Education for Sustainable Development Section
    Division for the Promotion of Quality Education
    UNESCO
    7 place de Fontenoy
    75007 Paris, Francia

    1. El compromiso mundial por el desarrollo sostenible

    Los gobiernos, con el apoyo de la sociedad civil, han adoptado numerosos compromisos y acuerdos legales entre los que se incluyen las Convenciones sobre Diversidad Biológica, Humedales Ramsar, Cambio Climático, Lucha contra la Desertificación, la Convención de Aarhus sobre Información, Participación Pública y Acceso a la Justicia, y las Declaraciones de los Derechos Humanos y de los Derechos de la Niños. Junto con las organizaciones sociales, los gobiernos se han comprometido también con la Agenda 21 (Río, 1992), el Plan de Aplicación de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, 2002) y con alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas para el año 2015.

    El avance hacia el desarrollo sostenible depende de las acciones de los ciudadanos en todos los aspectos de la vida, lo que supone adoptar cambios en su manera de pensar, vivir y trabajar. Partiendo de esta consideración respecto a la necesidad de cambios en la sociedad, todos estos acuerdos y compromisos establecen marcos de actuación que facilitan la participación, la concienciación, la educación y la capacitación.

    Para conseguir el desarrollo sostenible es necesario que cada vez haya más gente preocupada por las consecuencias sociales y ambientales de sus actuaciones y que, además, estén capacitadas y motivadas para trabajar activamente por conseguirlo.

    Con este objetivo de cambio social, las Naciones Unidas han decido declarar el decenio 2005-2015 como Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible.

    2. ¿Qué es la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS)?

    La Educación para el Desarrollo Sostenible motiva, prepara e involucra a los individuos y grupos sociales en la reflexión sobre nuestro modo de vida, en la toma de decisiones informadas y en el establecimiento de vías para avanzar hacia un mundo más sostenible. La EDS supone un aprendizaje para el cambio tanto en adultos como en jóvenes.

    La Educación para el Desarrollo Sostenible es el resultado de diversos acuerdos internacionales y nace con el objetivo para responder a una llamada global de trabajar activamente por el desarrollo sostenible. Originalmente planteada como una educación sobre la sostenibilidad, en la actualidad y por la influencia de la Agenda 21 y, más recientemente, por la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible, se le ha otorgado un papel que va más allá de la mera difusión de conocimientos. Se entiende que el desarrollo sostenible es un proceso de gestión adaptativa y de sistemas de pensamiento que precisan creatividad, flexibilidad y reflexión crítica. A través de grupos de trabajo (dialogo entre agentes implicados y toma de decisiones) sobre distintas materias, los grupos sociales aprenden por medio de la interacción a tener en cuenta las diversas opciones y las consecuencias que estas tendrán en el futuro. Un factor fundamental de la educación para el desarrollo sostenible es habilitar cauces para la participación pública en la toma de decisiones.

    3. ¿Por qué una Década de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible?

    A pesar del reconocimiento del importante papel que debe jugar la educación para conseguir un desarrollo sostenible, no se ha comprendido su tremendo potencial hasta diez años después de Río. Es en este momento en el que se le adjudica un creciente valor para movilizar y se empieza a reconocer el impacto de las muchas acciones que se están llevando a cabo. Es el momento de implicar a la sociedad, de conseguir una importante masa crítica, activa y "a bordo".

    En Río se pidió a todos los países que desarrollarán e implementarán una Estrategia de Educación para el Desarrollo Sostenible para el año 2002. En esa fecha, sólo unos cuantos habían diseñado un marco estratégico para avanzar en este proceso a nivel nacional. Por ello, y como asunto prioritario, la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas debería promover el desarrollo e implementación de estrategias nacionales de EDS -o, por lo menos, planes de acción compartidos- que marquen las líneas estratégicas y den soporte a las actuaciones de los agentes implicados. Los países deberían informar de sus avances en el programa de trabajo de la Comisión de Desarrollo Sostenible.

    La EDS proporciona un paraguas donde confluyen, de forma sinérgica, todas las demandas de las distintas convenciones. Las Convenciones buscan que los países compartan sus conocimientos, lo mismo que el programa de trabajo de la Comisión de Desarrollo Sostenible pretende con la EDS. Sin la implicación de nuestras sociedades, el avance hacia el desarrollo sostenible será dudoso. Con la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible ha llegado en momento de ampliar la participación social.

    Las sociedades del futuro serán sociedades del aprendizaje, en las que se valore la creatividad de su gente en el gobierno local, los negocios, la agricultura, el trasporte, la energía y el turismo. Sectores que se construirán sobre la base del aprendizaje y el conocimiento compartido.

    El ámbito de la Educación para el Desarrollo Sostenible

    Los aspectos principales de la EDS identificados en el Capítulo 36 de la Agenda 21, adoptados por el Programa de Trabajo de la Comisión de Desarrollo Sostenible de la ONU, y de los que se informó en las más importantes conferencias de Nacionales Unidas celebradas en 1990, como la Conferencia sobre la Mujer celebrada en Beijing, la de Población en el Cairo o el Foro Mundial de Educación de Dakar, son los siguientes:

    • Conocimiento por parte del público de los principios en los que se asienta la sostenibilidad. La EDS juego un papel que va más allá de la propia discusión sobre la sostenibilidad para pasar de la evolución del concepto a una visión en la que lo relevante es cómo se aplica en la práctica a los distintos contextos culturales y locales.
    • Este proceso necesita la implicación de todos los sectores sociales, incluidas las empresas, el sector agrícola, el turismo, los gestores de recursos naturales, los gobiernos locales, los medios de comunicación... en el desarrollo e implementación de los programas.
    • Formación continua para todos. La capacitación permanente de los individuos y organizaciones es el mayor objetivo de cara al futuro. Una educación de calidad y a lo largo de toda la vida para todos los individuos, independientemente de sus ocupaciones o circunstancias. Sin el acceso a una educación básica e incluso superior, los países tendrán difícil acceso a su desarrollo, y por supuesto más aún a un desarrollo que sea sostenible.
    • La EDS es relevante para todas las naciones. Partiendo de la base de que son los países con niveles de educación más altos los que suponen una mayor amenaza para el desarrollo sostenible, la EDS plantea reorientar los programas educativos existentes en todos los países hacia los conocimientos (económicos, sociales y ambientales), destrezas, perspectivas y valores inherentes a la sostenibilidad.
    • Programas de formación especializados. El desarrollo de programas de formación adaptados a todos los sectores sociales que les capacite para conseguir un mundo sostenible.

    4. ¿Qué acciones se pueden llevar a cabo en la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible?

    • Crear una "comisión" que supervise los planes nacionales para la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible o adjudicar esta misión a una ya creada.
    • Iniciar un dialogo entre los distintos sectores sociales a nivel nacional para acordar un plan de acción conjunto.
    • Invitar a todos los sectores para que apliquen en sus trabajos criterios de Sostenibilidad, incluso en aquellos sectores que no son tradicionalmente objetivo de la EDS, para que se unan al plan.
    • Desarrollar una política nacional, con los diferentes grupos y sectores sociales, que facilite la integración de la educación para el desarrollo sostenible.
    • Crear un fondo nacional para facilitar la innovación en la EDS.
    • Crear un sistema de coordinación a nivel nacional o regional que funcione como una red
    • Montar un portal de internet que sirva de punto unión entre las distintas actividades que se lleven a cabo sobre educación para el desarrollo sostenible en el país y como ejemplo para otros países.
    • Compartir criterios, métodos y experiencias formativas y de aprendizaje efectivas basadas más en los procesos de participación que han hecho que la gente se involucre en determinadas acciones, que en el aprendizaje de contenidos.
    • Reflejar en un documento las experiencias y lecciones aprendidas sobre educación para el desarrollo sostenible desarrolladas en los últimos diez años, como manera de consolidar el aprendizaje y compartirlo a nivel nacional e internacional.
    • Buscar los medios necesarios para difundir los logros de la EDS, por ej. poniendo en marcha "proyectos piloto".
    • Identificar las desigualdades en la EDS, sobre todo para conseguir una educación de calidad.
    • Integrar la educación para el consumo sostenible en la EDS en los países desarrollados.
    • Integrar la EDS en la educación básica para conseguir los objetivos de Desarrollo del Milenio.
    • Potenciar la educación de las mujeres en el desarrollo sostenible como uno de los objetivos del Milenio.
    • Buscar patrocinadores bilaterales o multilaterales que apoyen el proceso.


    NOTA. La Comisión de Educación y Comunicación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), red internacional de expertos en educación y comunicación, está convencida de que la cooperación en educación para el desarrollo sostenible puede contribuir al entendimiento mutuo, fortaleciendo la confianza entre los países, respetando los distintos valores culturales y contribuyendo a la paz y seguridad mundial.

     

    Más información:

    http://www.iucn.org/themes/cec/cec/home page.htm

    3. Documento de Edgar González Gaudiano "Hacia un decenio de la educación para el desarrollo sustentable" (México).

No existen resultados con los criterios de búsqueda