El clima está en nuestras manos: historia del calentamiento global

Autor: Tim Flannery

Edita: Taurus, 2007

Idioma: Español

Formato: Papel

Esta obra de Flannery destaca por sus cualidades como instrumento de divulgación con tintes didácticos. En su concepción, redacción y enfoque busca adaptarse a un público amplio.

El texto se desgrana en cinco partes (La atmósfera, Cien entre un millón, La ciencia de la predicción, La gente que vive en invernaderos y La solución) y en 30 capítulos, además de un glosario y un apéndice con recursos “para saber más”. La primera parte explica someramente el funcionamiento de la atmósfera, el papel del efecto invernadero y cómo se puede alterar su equilibrio. La segunda se dedica a repasar los signos perceptibles de las alteraciones en el clima terrestre por la acción humana que ya identifica la ciencia. La tercera se ocupa de las previsiones sobre el futuro, tanto desde el punto de vista biofísico y climatológico, como desde el social y económico. La cuarta aborda las políticas de respuesta, partiendo del éxito conseguido en la reacción internacional a la degradación del ozono estratosférico, para esbozar después el escenario post-Kyoto. La quinta y última apunta hacia las soluciones, centradas en la transformación del modelo energético y, sobre todo, en la respuesta personal, quizás adoptando tintes voluntaristas y demasiado confiada en la adopción generalizada de innovaciones tecnológicas que distan de estar al alcance de la mayor parte de la población (los coches híbridos, por ejemplo).

“Los científicos consideran tres posibles puntos de inflexión para el futuro del clima de la Tierra: la deceleración o interrupción de la Corriente del Golfo; la muerte de las pluviselvas del Amazonas; y la liberación explosiva de metano desde el fondo marino.

Los tres ocurren en los mundos virtuales de los simuladores por ordenador, y existen pruebas geológicas de que todos ellos se han producidos anteriormente a lo largo de la historia de la Tierra. Teniendo en cuenta la velocidad y dirección actuales del cambio, uno, dos o quizá los tres pronósticos podrían cumplirse en este siglo. Así pues, ¿qué conduce a estos cambios repentinos, cuáles son las señales de alarma, y cómo pueden afectarnos?” (p. 183).

“Nuestra fuerte resistencia psicológica a pensar que un‘calentamiento’ podría ser algo malo hace que nos engañemos con respecto a la naturaleza del cambio climático. Este punto débil ha sumido a mucha gente –incluida gente instruida- en la confusión”(p. 219).

Disponibilidad: Centro de Documentación del CENEAM. Préstamo domiciliario y consulta en sala.

No existen resultados con los criterios de búsqueda