Fundación César Manrique

Carácter: Fundación

Ámbito de trabajo: Internacional

Líneas de trabajo:

  • Conservación, estudio y difusión de la obra de César Manrique.
  • Promoción de la actividad artística y la reflexión cultural.
  • Desarrollo de actividades que favorezcan el respeto al medio natural y a la ordenación del territorio.

Fecha de creación: 1992

Dirección:

Taro de Tahíche

35509 Tahíche-Teguise (Palmas)

Tel: 928 843138 - Fax: 928 843463

Correo-e: fcm@cmanrique.org

http://www.fcmanrique.org/

 

La FCM se constituye como una plataforma cultural conformada a partir de la atención que presta a tres líneas cruzadas de trabajo: las artes plásticas, el medio ambiente y la reflexión cultural. Los programas y las diferentes iniciativas desarrolladas se incluyen en esa zona de encuentro, abordada con vocación de transversalidad y espíritu crítico y alternativo.


Departamento de Conservación

Centra su actividad en la conservación de las dos colecciones que alberga el museo: la que corresponde a la obra de César Manrique y la formada por la colección particular del artista. Así mismo, este departamento se ocupa de la organización de las exposiciones temporales. En la actualidad, el museo recibe más de 300.000 visitantes al año.


Departamento de Programas Culturales

Articula su actividad en torno a tres líneas básicas:

-Foros de reflexión y debate. Desde 1994 se vienen desarrollando con continuidad los espacios El autor y su obra y Miradas divergentes.

- Servicio de Publicaciones. Más de una veintena de libros editados (arte, naturaleza, poesía, estudios sobre César Manrique...).

- Programa de Becas y Premios. Cada año se conceden 22 becas a estudiantes de enseñanzas medias, universitaria y Bellas Artes, y 4 becas de investigación, una por cada una de las siguientes categorías: "César Manrique"; "Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Patrimonio Natural de Canarias"; "Turismo y Territorio"; "Patrimonio Cultural de Lanzarote". Así mismo, se conceden dos premios, uno a "Propuestas y Experiencias Ambientales Alternativas" y otro a "Propuestas didácticas".


Departamento Pedagógico

Uno de sus principales objetivos es interesar a la población escolar en el arte contemporáneo y en la especificidad de sus materiales y lenguaje. También se pretende facilitar la labor del profesorado proporcionándole materiales didácticos y propiciando el encuentro, la reflexión y el análisis para potenciar y dinamizar un concepto educativo que provoque nuevas conductas sociales en relación con la naturaleza y promueva intervenciones respetuosas con el entorno.

En la actualidad el Departamento Pedagógico desarrolla dos programas didácticos específicos: "César en la Fundación" y "Descubriendo la obra espacial de César Manrique". Este último es un programa experimental que tiene como objetivo prioritario provocar el descubrimiento, el diálogo, la valoración y el respeto al arte y a la naturaleza.


Departamento de Medio Ambiente

Este departamento se ha consolidado durante 1997 como un área clave de la FCM. Entre las actividades que ya se encuentran afianzadas destaca el foro de reflexión Fronteras y direcciones del progreso, un espacio de propuestas y debate en el que los ponentes, desde enfoques pluridisciplinares, se aproximan a nuevos modelos y concepciones de progreso.

Los cursos de educación ambiental y la edición de materiales didácticos y publicaciones divulgativas, además de la organización de exposiciones relacionadas con la temática medio ambiental, constituyen las principales prioridades de este departamento.


CÉSAR MANRIQUE y la sede de la Fundación

César Manrique nació en Arrecife de Lanzarote en 1919. En 1945 obtuvo una beca y se trasladó a Madrid, ingresando en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. En la década de los 50 participó activamente en el desarrollo del informalismo plástico en nuestro país. A mediados de los 60 se instaló en Nueva York y vivió intensamente el apogeo cultural de la gran metropoli.

Tres años después, Manrique volvió a su isla natal. En esos momentos (1968) Lanzarote vivía una situación delicada, se comenzaba a desarrollar el sector turístico que, si bien permitiría a la población insular dejar atrás siglos de pobreza, podría también convertirse en una seria amenaza para el medio natural. Manrique intuyó que, por su valor ambiental y por su singular belleza, el paisaje de la isla constituía su mejor activo, pero al mismo tiempo era consciente de que, dada su extrema fragilidad, las intervenciones desafortunadas podrían dañar el entorno de manera irreversible. Es en este periodo cuando da comienzo a una intensa actividad como creador de espacios, siguiendo el principio que él mismo denominó "simbiosis naturaleza-arte/arte-naturaleza".

Quizá la obra que mejor representa los ideales personales y artísticos de Manrique es la casa-estudió que diseñó para sí y que, desde 1992, es sede de la Fundación que lleva su nombre. Esta edificación está estructurada en dos niveles interconectados, uno superior y externo -donde recrea la arquitectura local-, y otro inferior y subterráneo -formado por cinco burbujas volcánicas habilitadas como salones y visibles sólo desde el interior.Manrique falleció en septiembre de 1992. La naturaleza fue la referencia fundamental de su arte y de su existencia y hasta el final de sus días mantuvo un profundo compromiso con la defensa del medio ambiente y, en concreto, de su isla natal, Lanzarote.

No existen resultados con los criterios de búsqueda