Plan Nacional de Aplicación. Red Nacional de Vigilancia Ambiental de COP

    Plan Nacional de Aplicación (PNA) del Convenio de Estocolmo y del Reglamento (CE) Nº 850/2004, sobre COP

    El proceso para elaborar el Plan Nacional de Aplicación se inició en enero de 2005, con la celebración de una primera reunión general, en la que estaban representados todos los posibles agentes implicados e interesados. El Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo y del Reglamento (CE) Nº 850/2004, sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) fue definitivamente aprobado por el Consejo de Ministros mediante acuerdo de 2 de febrero de 2007.

    El número de productos químicos incluidos en los anexos del Convenio de Estocolmo y del Reglamento 850/2004 va en progresivo aumento, lo que implica la obligación de realizar inventarios de los nuevos COP y definir nuevas medidas para su minimización y eliminación.

    La consiguiente actualización y revisión del PNA se inició a mediados de 2011, en el ámbito del Grupo Técnico de COP, y fue definitivamente aprobada por Acuerdo del Consejo de Ministros, el 5 de abril de 2013.

    La Actualización del PNA aborda la revisión de los inventarios de los COP iniciales, la realización de inventarios de los nuevos COP, la elaboración de un diagnóstico de la situación española respecto a todos los COP, y, en consecuencia, la formulación de medidas para ajustarse a las obligaciones que imponen el Convenio y el Reglamento. Para lograr estos objetivos, el PNA plantea numerosas medidas, en cuya definición y ejecución se ha contado con la implicación del Grupo Técnico de COP.

    Líneas de actuación del Plan Nacional de Aplicación

    Plan Nacional de Aplicación

    1.- Actualizar el conocimiento de las cantidades de COP almacenadas, usadas y emitidas, tanto intencional como no intencionalmente, así como de los emplazamientos contaminados con COP.

    2.- Fomentar la sustitución de las sustancias con características de COP y de aquellos precursores que puedan dar origen a COP.

    3.- Implantar las Mejores Técnicas Disponibles (MTD), Mejores Prácticas Ambientales (MPA) y tecnologías limpias en los sectores que generen COP no intencionalmente, especialmente en las fuentes identificadas en el anexo C del Convenio de Estocolmo.

    4.- Gestión y eliminación de los policlorobifenilos y otros COP.

    5.- Actividades de vigilancia de las concentraciones de COP, para caracterizar la situación actual y la evolución a lo largo del tiempo y para evaluar la eficacia de las medidas adoptadas: Red Nacional de Vigilancia Ambiental de COP.

    6.- Informar, sensibilizar y formar sobre los COP a los actores relevantes en todo su ciclo de vida.

    7.- Coordinar las actuaciones derivadas del PNA, estableciendo la cooperación entre los distintos actores implicados.

    Red Nacional de Vigilancia Ambiental de COP

    Vigilancia de COP

    Mediante la Red Nacional de Vigilancia Ambiental de COP se pretende determinar el estado actual y evolución de la presencia de Contaminantes Orgánicos Persistentes en el medio ambiente en España, tal como requieren el Convenio de Estocolmo y el Reglamento (CE) Nº 850/2004 sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes.

    La Red Nacional de Vigilancia Ambiental de COP se instauró en el año 2007, y desde 2008 recoge trimestralmente muestras de aire, tanto en el interior como en zonas costeras e insulares, que son analizadas por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y el Instituto de Química Orgánica General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), para vigilar las concentraciones de las siguientes sustancias:
    a) dioxinas y furanos (PCDD/F)
    b) policlorobifenilos (PCB)
    c) retardantes de llama bromados: éteres de polibromodifenilo (PBDE)
    d) hexaclorociclohexanos (HCH), incluido el lindano
    e) hexaclorobenceno (HCB)
    f) DDT y sus metabolitos.

    La Red consta de 23 puntos de muestreo, 14 en localidades remotas (indicativos de las concentraciones de fondo) y 9 en ciudades, repartidos por el territorio peninsular y los archipiélagos balear y canario. La Vigilancia de COP se ha realizado considerando el aire como primera matriz de interés, por ser un medio relativamente bien mezclado, además de ser una entrada a la cadena alimentaria y un medio de transporte global.

    El estudio se lleva a cabo con muestreadores de aire pasivos, en los que los contaminantes adsorbidos son posteriormente extraídos, purificados y cuantificados mediante técnicas instrumentales avanzadas: Cromatografía de Gases de Alta Resolución, acoplada a detector de Espectrometría de Masas o de Captura de Electrones. Finalmente, se calculan las concentraciones en las que cada COP se encuentra en el aire en el período muestreado, y se realizan tratamientos estadísticos de los datos, para la interpretación de los resultados y los cambios observados.

    Respecto a los resultados preliminares obtenidos durante el período 2008-2013, hay que destacar que las concentraciones de COP en aire en España, en general, son más altas en las zonas urbanas que en las zonas remotas estudiadas. A lo largo de dicho período, no se aprecian tendencias temporales claras para las dioxinas y furanos (después de la fuerte disminución provocada por las reglamentaciones precursoras al Convenio de Estocolmo); mientras que los policlorobifenilos totales (PCB) parecen disminuir en el tiempo de forma homogénea, tanto en zonas remotas como urbanas.

    Los resultados de las tareas de Vigilancia Ambiental de COP se recogen en: “MAGRAMA. Informe Global 2014. Red Nacional de Vigilancia Ambiental de COP. Resultados 2008-2013. Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo y el Reglamento 850/2004/CE sobre COP. Madrid, España. 2014”, y se difunden a través del Grupo Técnico de COP, que se reúne periódicamente.

    La información generada por la Red de Vigilancia Ambiental de Contaminantes Orgánicos Persistentes en España se considera excepcional, en el sentido de que existen muy pocas mediciones de COP en aire en latitudes templadas, sobre un plazo relativamente largo, y en más de 20 estaciones (remotas y urbanas).

    Dado que la serie temporal analizada aún no abarca un período total de 10 años, se continuarán las tareas de vigilancia y monitorización de COP en España, para mejorar el conocimiento sobre la distribución geográfica y estacional de estos contaminantes, y así poder abordar la evaluación del comportamiento y tendencia temporal de las diferentes familias de COP en el territorio español.

Temas Relacionados:

Semana Europea de la Movilidad 2017

Accesos directos

Inventario Nacional de Emisiones -Volumen 2 (1990-2010)
No existen resultados con los criterios de búsqueda