Instrucción para el Proyecto, Construcción y Explotación de Grandes Presas.

    Vista aérea de presa y embalse

    En 1962 se aprobó la primera versión de la Instrucción para el proyecto, construcción y explotación de grandes presas que fue sustituida posteriormente en 1967 por una versión ligeramente modificada de la anterior y que aún sigue vigente en la actualidad. Esta se ha aplicado a casi la mitad de las presas españolas; en general, a las de mayor tamaño, al haberse correspondido su aprobación con el momento de mayor desarrollo presístico en nuestro país.

    El Servicio de Vigilancia de Presas se creó con el objetivo de velar por la seguridad de las presas españolas aunque se amplió posteriormente para garantizar el cumplimiento de la citada Instrucción. De esta forma se ha dispuesto, durante muchos años, de los elementos normativos y organizativos necesarios para garantizar la seguridad de una parte importante de las presas españolas. La labor del Servicio de Vigilancia de Presas, actualmente integrado en el Área de Seguridad de Infraestructuras y Explotación, no sólo se ha limitado a actuaciones encaminadas al cumplimiento de la Instrucción, sino que se ha extendido a actividades más amplias como el fenómeno de la investigación aplicada a las presas, la vigilancia científica en este campo y, así mismo, ha resultado decisiva su aportación para la creación, entre los ingenieros españoles, de una clara conciencia sobre la importancia de la seguridad en todas las fases de la vida de una presa.

      

Reservas Naturales Fluviales

Gestión de los riesgos de inundación

Accesos directos

No existen resultados con los criterios de búsqueda